Representantes del consorcio Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua (CHN), junto al embajador de Brasil en Nicaragua Luiz Felipe Mendoza, ratificaron que el proyecto hidroeléctrico Tumarín, será una realidad en Nicaragua, por lo que se avanza en los inicios de construcción de la obra para febrero del próximo año.

CHN detallaron los avances que presenta el proyecto Tumarín, además informaron sobre el proceso de negociación con los pobladores de Apawas que recién finalizó.

Actualmente están en desarrollo, los diseños de ingeniería electrónica, civil, eléctrica, mecánica. La adquisición de las áreas contempladas para el desarrollo del proyecto, se trabaja en la construcción del acceso del municipio de San Pedro del Norte hasta el sitio de la presa, unos 51 kilómetros. Hasta el momento se ha trabajado en 25 kilómetros de caminos. También ya se comenzó a trabajar en el diseño de la línea de transmisión.

“Mi mensaje es remarcar, reafirmar que Tumarín para Brasil es una obra prioritaria, que Nicaragua para Brasil también es un país prioritario, desde el 2007 de la visita del presidente Luiz Ignacio Lula D’Silva a Nicaragua las relaciones bilateral fueron puestas en un nivel superior (…) y con Tumarín es la concretización de esa nueva priorida para Brasil”, declaró el diplomático al realizar el anuncio de la fecha de construcción.

Agregó que Tumarín es la principal inversión de Brasil en Centroamérica, destacando el valor de la obra, es una decima parte del Producto Interno Bruto de Nicaragua.

El ingeniero Roberto Abreu, Gerente General de Centrales Hidroeléctrica de Nicaragua (CHN), presentó las capacidades técnicas, logísticas y de construcción de las empresas brasileñas Eletrobas y Queiroz Galvao, igualmente detalló algunas construcciones, logros que han tenido en los últimos 60 años, fecha en que fueron fundadas estas corporaciones que tienen inversiones en diversos sectores.

Se mostró un video del diseño en tercera dimensión de las diferentes obras a desarrollar, hasta construir la presa. Nelson Simoes, gerente socio ambiental del proyecto, indicó que se desarrollaran 27 proyectos de reforestación, a fin de crear corredores de diversidad. Indicó que la presa contara con tres turbinas generadoras de electricidad, una de 33 megavatios y dos de 110 megavatios. La casa de maquinas estará constituida de tres conjuntos generadores conectados a turbinas de eje vertical.

El vertedero será construido de concreto, con 7 compuestas tipo segmento para posibilitar el desagüe de las aguas en una crecida normal o en una excepcional. También su estructura contará con 4 descargadores de fondos para la eliminación de sedimentos.

El cierre del río se dará con la construcción de una presa de concreto de 103 metros de longitud en la margen izquierda. En la margen derecha, el cierre será también con una presa de concreto de 80 metros, la cual permitirá el abrazo de una presa de enrocado con núcleo de arcilla.

Hablaron que la población de la comunidad Apawas, será trasladada al Nuevo Apawas, en el año 2017, fecha en que la obra lleve un desarrollo del 70% y las viviendas para las familias ya estén construidas.

Abreu informó que el proceso de estructuración financiera está en desarrollo, lo que permitirá la entrega de fondos por parte de las instituciones financieras para la ejecución del proyecto que se estima en un mil 200 millones de dólares.

El proyecto hidroeléctrico Tumarín se ubica en el municipio de la Cruz de Río Grande en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur. La presa estará ubicada en el Río Grande de Matagalpa, a 40 kilómetros aguas debajo de San Pedro del Norte. La Central Hidroeléctrica Tumarín será construida en un periodo de cuatro años, generará energía limpia y renovable. La planta una vez que entre a funcionar, tendrá una potencia instalada de 253 megavatios.

De acuerdo a Abreu, la CHN en los primeros once años de operación se reducirá unos 2 mil 200 millones de dólares en consumo de petróleo y generará unos 683 millones de dólares en las cuentas de los consumidores. Aportará al sistema eléctrico un 21% de la electricidad de Nicaragua. Creará 6 mil empleos entre directos e indirectos.