Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo, elogió la próxima construcción del museo que el Gobierno Sandinista hará en homenaje al Santo de la Iglesia Católica Juan Pablo II en el Paseo Xolotlán.

Durante una entrevista en Managua, el Presidente de la Comisión de Reconciliación, Paz y Justicia, destacó que “Nicaragua demostrará el cariño que le tuvo al Papa Juan Pablo Segundo construyéndole este museo”.

El Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, recientemente informó que este museo contará con las reliquias del Sumo Pontífice, entre ellas un sillón de madera azul que tiene el sello papal.

En este sentido, el Cardenal Miguel indicó que el Papa Juan Pablo II también le obsequió dos rosarios (uno blanco y uno negro), durante sus dos visitas que hizo a Nicaragua. Sostuvo que de ser solicitado por la Presidencia de la República, estos objetos podrían ser exhibidos en dicho museo.

El Cardenal Miguel también conserva en su tesoro sacro un pectoral que le obsequió Su Santidad durante realizó una visita a El Vaticano; además de una réplica de la Catedral de Managua y dos casullas que le obsequió en sus dos visitas a Nicaragua.

“Espero que ojalá se logre este museo, porque Juan Pablo II es un hombre que nos quiso mucho, y nos mostró mucho cariño, y la prueba es que nos hizo dos visitas. Le agradecemos al Papa las muestras de cariño y las visitas que nos hizo siempre”, expresó el Cardenal de la Paz, quien además destacó la gran amistad que siempre tuvo con Su Santidad.

En el contexto del Buen Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, el Cardenal Miguel hizo notar que “Nicaragua ha hecho un gran esfuerzo en el sentido que se ha conservado la Paz”, cumpliéndole al Papa Juan Pablo Segundo”. “Estamos gozando de Paz y ojalá que la Paz siga siempre triunfando entre nosotros”, manifestó el líder religioso.

Monseñor Eddy Montenegro, también aplaudió la construcción del Museo Juan Pablo II que el Gobierno Sandinista construirá en el atractivo Paseo Xolotlán, “lo cual es de mucha alegría y gozo, porque las familias podrán vivir en este lugar las dos visitas que hizo el Sumo Pontífice a Nicaragua”.