Con el objetivo de fortalecer la familia, prevenir y reducir la violencia dentro del mismo núcleo, fue inaugurada la Oficina de Consejería Familiar en el municipio de Granada, misma que se ubica en las instalaciones la Comisaria de la Mujer de la Policía Nacional de la ciudad colonial.

En este esfuerzo están involucrados las instituciones gubernamentales por orientaciones del gobierno de Nicaragua que busca fortalecer a las familias nicaragüenses, “dándoles herramientas a las familias para que sigan adelante”, dijo la compañera Rosario Caldera, delegada del Ministerio de la Familia Niñez y Adolescencia, quien aseguró que “este proyecto lo echaran andar con toda las ganas, para que todas las personas que acudan a este lugar, encuentre respuestas que satisfaga su necesidad”.

Otro de los objetivos de estas oficinas de Consejería familiar busca además fretar todo tipo de abuso o violencia que se pueda estar iniciando en un hogar, en una familia, en una comunidad. “Este trabajo no concluye aquí, es una etapa más que comienza y que nosotros estamos comprometidos a que se haga eficazmente”. Manifestó Caldera

En el acto inaugural estuvieron presentes autoridades de la Policía Nacional, encabezada por el nuevo jefe departamental, comisionado Douglas Pichardo, el sacerdote Manuel Jiménez, en representación de la Iglesia Católica, la compañera Lidia Algaba, secretaria política del municipio de Granada, representantes judiciales, del Gabinete de la Familia Comunidad y Vida, entre otros.