Estudiantes de 7 centros educativos en Managua y Masaya se sienten más seguros gracias a las reparaciones que el Gobierno Sandinista ejecutó en los centros afectados por el terremoto de octubre.

Las obras consistieron en reparación de fisuras en muros, restablecimiento de sistemas electricos, instalación de techos y canaletas.

En el centro educativo Nuestra Señora de La Paz, donde estudian 386 niños, se cambió el techo de dos pabellones de aulas y se reinstaló el sistema eléctrico.

"Esto nos garantiza mayor seguridad tanto para estudiantes como docentes, además ya no estamos a oscuras, la escuela está toda iluminada", explicó la directora Lorena Torres.

Mayling Cuan, subdirectora del Instituto Rigoberto López Pérez, explicó que el terremoto dejó fisuras en las paredes, deterioró las tuberías de agua potable y afectó las luminarias.

"Gracias a Dios este Gobierno que tenemos a lo inmediato nos dio respuesta y ya quedó todo normal porque ya se repararon las paredes, ya están funcionando la batería de servicios higiénicos y ya tenemos todas las luminarias en el centro", indico.

En el instituto capitalino estudian 3 mil 484 alumnos y laboran 100 docentes más personal administrativo.

En el departamento de Masaya uno de los centros afectados fue el Instituto de San Juan de Oriente, donde asisten a clase 338 estudiantes.

El director del centro, José Cano , explicó que el terremoto dejó fisuras en las paredes de los salones de clases.

"Aquí se repararon todas las fisuras, vinieron expertos las revisaron e iniciaron sus reparaciones, en su totalidad los daños están reparados", afirmó.

Lisseth Nicaragua, estudiante del Instituto San Juan de Oriente, dijo que "nosotros ahora nos sentimos más seguros con las reparaciones que se hicieron. Nos sentimos más felices y alegres ya que nuestro gobierno respondió rápidamente porque nos mandaron a componer las secciones y el auditorio".

Iris Gutiérrez, otra estudiante, expresó que "ahora nos sentimos más seguros al saber de qué ya repararon los salones, vemos que hay más seguridad para todos los estudiantes y maestros".

Los estudiantes también indicaron que ya saben qué hacer y cómo actuar al momento que se den eventos sísmicos u otro tipo de situaciones adversas.