El Tribunal Supremo de España ha decidido este jueves rechazar el recurso del gobierno catalán contra la impugnación de la consulta prevista para el 9 de noviembre.

El gobierno catalán dirigido por Artur Mas había pedido que se anulara la decisión del Gobierno central de recurrir ante el Constitucional la convocatoria del 9-N del próximo domingo. La Generalitat presentó un recurso ante el Supremo para que suspendiera los efectos de la impugnación del Gobierno ante el Constitucional.

El ejecutivo catalán considera que esa decisión del Gobierno central vulnera derechos fundamentales, argumento con el que acudió ante el Supremo.

El pasado viernes el Gobierno central acordó impugnar ante el Tribunal Constitucional la convocatoria alternativa de una consulta soberanista para el 9 de noviembre realizada por la Generalitat, el gobierno regional de Cataluña, así como sus actos preparatorios.

El pleno del Tribunal Constitucional suspendió el jueves, por unanimidad, "las restantes actuaciones de preparación de dicha consulta o vinculadas a ellas", por lo que las autoridades catalanas no podrán llevar a cabo ningún acto relacionado con el referendo el domingo que viene.