Empresarios privados de Nicaragua viajarán la próxima semana a Washington para cabildear la ampliación del Régimen Arancelario Preferencial (TPL, por sus siglas en inglés), informó el presidente del Cosep, José Aguerri.

El directivo del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) indicó que miembros del sector privado del país viajarán a la capital de Estados Unidos, para tratar el tema con integrantes del Departamento de Estado y del Congreso (Cámara de Representantes y Senado).

Aguerri recordó que el TPL vence en diciembre de este año, por lo que adelantó que si este régimen preferencial no se renueva, buscarán a Europa para colocar sus productos, entre ellos del sector textil.

El Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica (DR-CAFTA, por sus siglas en inglés) y Estados Unidos entró en vigor en 2006, el cual creó una zona franca con cero impuestos para vender ropa al mercado estadounidense.

Si la vigencia del régimen no se extiende, los exportadores nicaragüenses deberán pagar un arancel de entre 30 y 40 por ciento por cada prenda de vestir colocada en Estados Unidos.

La semana pasada, el asesor de Asuntos Económicos del gobierno de Nicaragua, Bayardo Arce, explicó a la prensa a su regreso de Washington, que si la nación del norte no extiende el TPL optarán por buscar mercados alternos, entre ellos México.

El gobierno de Nicaragua y la representación empresarial privada exploran actualmente alternativas de nuevos mercados para sus productos, entre ellos prendas de vestir.