Con la felicidad marcada en sus rostros encontramos a los niños del albergue La Merced, quienes disfrutaron de una tarde entretenida desarrollada por los miembros de la Promotoría Solidaria de Juventud Sandinista, quienes se trasladaron hasta el sitio para presentarles una show de teatro infantil, payasos y las infaltables piñatas cargadas de dulces.

El desarrollo de actividades integrales como estas permiten que la niñez de los albergues se sientan más cómodos y entretenidos en los espacios en los que han sido ubicados con sus familiares, los que a su vez destacan el apoyo constante que han recibido por parte del Gobierno Sandinista y la juventud organizada.

“Con este tipo de actividades nuestros niños se distraen y se olvidan un poco del trance de haber dejado sus casas anteriores, la verdad es que todos nos sentimos bien con la compañía de los promotores solidarios porque a los adultos nos han impartido capacitaciones acerca de la prevención de enfermedades, además nos tratan muy bien, siempre están pendientes de nosotros y por eso estamos agradecidos” manifestó Salvadora Torres.

“Los payasos siempre vienen a visitarnos, quebramos piñatas, bailamos y nos sentimos alegres, a mi me gusta que me regalen globos en forma de flor y me gustan los caramelos que traen las piñatas” manifestó la pequeña Ana Figueroa.

“Las actividades que realizan en el albergue han permitido que nuestros niños no estén aburridos, los payasos los alegran un rato y nosotros también disfrutamos al ver a nuestros hijos felices. Con el paso de los días nos hemos ido acoplando a estar en el albergue y nos sentimos agradecidos con el gobierno porque no nos ha dejado solos” añadió María Espinoza.

Además de las piñatas y payasos, la Promotoría Solidaria promueve el rescate de los juegos tradicionales en los niños de los albergues, siendo esta una manera de rescatar nuestra idiosincrasia y cultura.

FOTO: ARCHIVO