Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes celebró en la Catedral Metropolitana los 25 años de vida sacerdotal de Monseñor Ismael Serrano, Carlos Avilés, Mario Guevara, Miguel Mántica y Gustavo Zúniga.

Durante la homilía, Su Eminencia señaló estar alegre por acompañar una vez más los pasos de los festejados.

“Nos alegramos por estarnos acompañando durante estos 25 años, la formación de sacerdotes y la compañía. Al hacer verdaderos discípulos, misioneros de Cristo, siendo fieles al llamado que se les ha hecho, en esa entrega generosa día día en la misión que el Señor ha confiado”.

Recordó que al despertar lo primero que se le vino a la mente fue hacer sus oraciones ante el santísimo sacramento para estos cinco sacerdotes y “le dije al Señor: Gracias por haberme dado a estos amigos a quienes el Señor quiso poner en mi camino”.

“La cercanía de ellos para con mi persona sobrepasa estos 25 años, son más de 35 años que el Señor me ha permitido tenerlos cerca, poder apoyarles en su discernimiento vocacional”.

Enfatizó que “estos son los hombres que busca el Señor. Qué hermoso que ellos y también nosotros no hayamos puesto justificaciones para decirle sí al Señor y para aceptar los retos que Él nos va proponiendo”.

Por su parte, Monseñor Carlos Avilés, pidió fuerza para seguir llevando su camino al lado del señor. “Dame fuerza en mis flaqueza y también agradecerte mis dones. Padre que yo sepa convertir mi vida en fuente de generosidad y entrega”, finalizó.