Según el Secretario General de la Alcaldía, Fidel Moreno, además de la micropresa Los Gauchos, la laguna cuenta ahora con un pozo de captación el cual recoge todos los sedimentos y la basura que no son retenidos por la micropresa.

Moreno recordó que este pozo de captación había sido destruido en años anteriores de tal manera que la municipalidad decidió reconstruirlo y así sumar una estructura más al sistema de protección de la laguna.

El pozo también sirve para proteger la ladera de este cuerpo de agua, pues de no existir este, dicha ladera estuviera ya erosionada.

“Creemos que estamos logrando contener cerca del 75% de la basura que terminaría en Tiscapa si no tuviéramos todo este sistema”, afirmó, a la vez que señaló que el restante 25% que logra superar esas barreras es recolectado por operarios de la municipalidad.

Para Moreno algo que ejemplifica claramente esto, es el hecho de que dos días consecutivos de lluvia no han dejado la gran estela de desperdicios que comúnmente dejan las lluvias sobre la superficie de la laguna.

De acuerdo a Moreno, a pesar de todo este trabajo el gran reto de la ciudad capital es que los ciudadanos logren darle un buen tratamiento a la basura y que esta no vaya a parar a la laguna, la cual ha perdido su capacidad de infiltración subterránea de tal manera que ahora depende exclusivamente del agua pluvial que le llega a través del sistema de drenaje de Managua.