En un recorrido realizado por la Promotoría Solidaria en 10 barrios del Distrito VI, los jóvenes entregaron víveres, enseres, plan techo, colchones y frazadas a 70 familias afectadas.

Sin embargo en ese distrito se ha atendido a más de 100 familias, confirmó Krista McField, de la Promotoría Solidaria.

Según la joven, para hacer la entrega de la ayuda a las familias afectadas se elaboró una lista de necesidades por cada caso.

Krista informó que desde que se arreciaron las lluvias el pasado 29 de mayo, se ha desplegado 10 grupos de la promotoría para atender la emergencia.

“En el barrio  los chavalos de la juventud nos apoyan reportando las afectaciones, entregando los plan techo, los colchones y frazadas”, detalló.

Entre los barrios que resultaron con mayores afectaciones en ese distrito están el Jorge Salazar,  Villa Reconciliación, Anexo La Primavera, Santa Elena y Hugo Chávez.

Respuesta del Gobierno fue rápida

Por su parte las familias afectadas reconocieron a los jóvenes de la Promotoría Solidaria el actuar oportuno durante la emergencia.

Doña Evelia Velázquez, una de las beneficiadas del barrio Jorge Salazar, comentó que en los días de lluvia los jóvenes se pusieron las pilas para trabajar y socorrer a las personas que más lo necesitaban.

“Fue rápida la ayuda gracias al Señor, el día que nos inundamos  se metió toda el agua adentro, ellos ahí andaban debajo del agua;  Dios me los bendice y los guarde, yo estoy orando por ellos, para que el señor a ellos los bendiga y bendiga a todos los que tiene  necesidad”, expresó doña Evelia mientras recibía el plan techo y frazadas de parte de los jóvenes.

Otra de las afectadas por las lluvias fue doña Juana Lanuza. Ella comentó que producto de las lluvias y la inundación que provocaron en su vivienda, un nieto se le enfermó.

Al recibir el plan techo y las frazadas dijo que las instalaría de inmediato para protegerse de los aguaceros. Además dio gracias a Dios y al Gobierno Sandinista por estar pendiente de los problemas de los pobres.

Finalmente doña Socorro Moreno, habitante del barrio Jorge Salazar, relató la odisea que vivió al momento que la lluvia penetró su techo y las aguas del cauce cercano inundaron las viviendas del barrio.

Señaló que cambiaría por completo el techo gracias a las láminas de zinc, clavos y alfajillas que los jóvenes le entregaron en su vivienda.

“Yo ahora me siento agradecida que me están ayudando gracias a Dios, al Presidente Daniel y a la Compañera Rosario Murillo”.