Las familias nicaragüenses acuden hoy a los cementerios de todo el país, recordando y homenajeando a sus deudos, una tradición que perdura en el tiempo y que se reedita cada 2 de noviembre.

El Día de los Fieles Difuntos es una de las fechas más importantes dentro de las costumbres nicaragüenses, pues el respeto y la devoción de todo el país hacia sus muertos es parte de nuestra identidad cultural.

La tradición indica que las familias se reúnen para visitar juntas el cementerio donde descansan sus deudos, una vez allí limpian la tumba y colocan flores para adornarla.

Buena parte de los que visitan las tumbas realizan pequeñas ceremonias para honrar según su fe a sus difuntos, mientras que otros dedican canciones, especialmente al son del mariachi.

El comercio popular también se activa en esta fecha, pues las ofertas de flores, servicios de limpieza de tumbas, comidas y bebidas, son ofrecidos durante todo el día.

Reconociendo este hecho, el Gobierno Sandinista junto a las municipalidades del país, desplegaron una serie de jornadas para recibir en las mejores condiciones a las familias que visiten los Camposantos.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, informó sobre dichas jornadas

“Ese respeto que tenemos por nuestros difuntos, que es parte de nuestra educación cristiana, y nosotros también valoramos como un tesoro patrimonial, como parte de nuestra identidad (el Día de los Fieles Difuntos), lo promovemos y fortalecemos”, expresó Rosario.