El Secretario General de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, presentó el informe de avance de atención de puntos críticos de Managua durante una sesión del Concejo Municipal.

Moreno detalló que desde el año 2009 la municipalidad ha atendido a 3 mil 500 familias que se encontraban en situaciones de emergencia por las lluvias, las que fueron evacuadas y ubicadas en albergue para garantizar su seguridad.

También indicó que desde ese año se han entregado 5 mil 893 viviendas a igual número de familias que garantizan la seguridad a más de 29 mil personas.

Indicó que ante las emergencias ocurridas este año, el reto de la municipalidad es entregar mil 563 viviendas para las familias evacuadas que se encuentran en los centros de albergue. Con estas la municipalidad habrá superado la entrega de más de 7 mil viviendas a familias que estaban en riesgo en la ciudad de Managua.

Moreno también comentó que en este mes de octubre las lluvias afectaron la ciudad en tres momentos y en puntos específicos.

Explicó que el cauce la primavera se desbordó tres veces y por esa razón se elevó de punto crítico “B” a punto crítico “A”.

También hubo afectaciones en Santa Rosa, en el distrito IV, donde hay un grupo de familias asentadas en la parte baja del barrio y se tienen inundaciones permanentes.

“Ahí hay un grupo de 86 casas que van a estar inundándose de manera permanente”, dijo Fidel y explicó que aunque la vulnerabilidad en el sector es alta, no se trata de gente en emergencia social crítica, sino de personas que tienen algún tipo de ingreso y que han invertido en sus viviendas.

Ante esa situación dijo que se está trabajando para presentar alternativas concretas, pero si se tuvo que evacuar a 6 familias.

El secretario general de la comuna capitalina, indicó que el drama más complejo se vivió en el barrio 18 de mayo, donde 9 nicaragüenses resultaron aplastados por un muro de colapsó, y se rescató con vida a 7 nicaragüenses, 4 viviendas destruidas y 5 familias que enlutaron al país.

Dijo que la tragedia puso de manifiesto lo vulnerable que somos los seres humanos ante la lluvia, los sismos y las emergencias.

“Fue uno de los barrios que mayor peligro tenemos frente a las inundaciones, en los últimos 7 años se han desarrollado obras de ingeniería para reducir la vulnerabilidad de las aguas. En el 2011 se dio una nueva toma, en un escenario complejo no se desalojó a la gente que estaba en el lado este del cauce. Algunos pobladores tienen casi 20 años de estar en ese espacio que habitan”, comentó.

Moreno indicó que en ese sector 37 familias están en una zona con riesgo de inundación y aclaró que los especialistas plantearon que si las familias quieren seguir viviendo en esa zona es posible habilitarla, siempre que se haga un proceso de permanente custodia y vigilancia sobre el comportamiento de las lluvias y el cauce.

Sin embargo, hay otras 25 viviendas que tiene un riesgo real de derrumbe y se buscan alternativas para salvaguardar su seguridad.

En resumen, dijo que en el barrio 18 de mayo se evacuaron 435 familias en total, señalando que todas están en centros de albergue y se trabaja en soluciones para cada una de ellas.

Finalmente Moreno explicó que la alcaldía de Managua ejecuta un programa permanente, de dos millones de dólares, para construir viviendas solidarias y atender la vulnerabilidad social que está focalizada en las zonas más pobres de la ciudad.

En el año 2015 se va a desarrollar un programa similar y se tiene previsto la construcción de mil 500 viviendas por año para reducir la vulnerabilidad en Managua.