Con una mayoría de votos, los diputados y diputadas de la Asamblea Nacional declararon la Cultura Garífuna como Patrimonio Inmaterial de la Nación.

“En primer lugar tenemos que considerar que nuestra nación es multiétnica, pluricultural y en esa riqueza como nación tenemos los pueblos garífunas y esos pueblos están felices porque hemos tomado como Asamblea Nacional, hemos estado tomando en cuenta al pueblo garífuna […] esto es para revitalizar lo que es la cultura, lo que es el patrimonio histórico de la nación”, manifestó la diputada Gloria Raquel Dixon.

Según Dixon, esta declaratoria contribuirá a promover cada una de las representaciones culturales y tradiciones del pueblo garífuna.

“La cultura garífuna tiene que ver con las tradiciones en cuanto al patrimonio, la madre tierra, los tambores, la invocación a los ancestros, […] creo que es una cultura muy rica y nos corresponde a todos y cada uno de los nicaragüenses ir conociendo más de nuestra cultura garífuna porque esa es nuestra nación, esa es la identidad y lo que hace que Nicaragua sea una nación linda, rica en cultura”, apuntó la legisladora.

Para Bernard Ramos, un joven de origen garífuna, esta declaración representa un gran paso en la restitución de los derechos de su pueblo que durante años ha trabajado en la revitalización de su cultura, de su lengua y por ende les permitirá tener más acceso a la educación, salud y desarrollo, lo que ha sido posible solo con un Gobierno Sandinista.

Ramos explicó que ha sido con el Gobierno Sandinista que se les ha reconocido como pueblo en los años 80, se les llevó energía eléctrica y la alfabetización.