La Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), inició este martes el I Congreso Nacional Agropecuario, mismo que está centrado en la Biotecnología como motor para impulsar la productividad y por ende alcanzar mejores resultados en la economía nacional.

“Upanic ha querido organizar este congreso con el ánimo y el compromiso de abordar temas que vayan dirigidos a mejorar la productividad con el propósito de crear un espacio para intercambiar experiencias y transferir conocimientos a productores, de aprender de lo que están haciendo con éxito los demás”, manifestó Felipe Arguello Agüero, director ejecutivo de Upanic.

Argüello explicó que durante el congreso se llevará a cabo un Foro de Biotecnología, en el que participarán expertos de los países vecinos que compartirán cómo han recorrido este camino para el uso de la tecnología en la agricultura, cómo enfrentaron los temores de algunos sectores de la sociedad, cómo encontraron el consenso y qué resultados han tenido.

“En Upanic creemos que este tema en particular debe ser analizado con seriedad, convencidos que la biotecnología no debe sustituir las tecnologías agrícolas tradicionales, más bien complementarlas, debe coexistir respetando sus espacios y tomando las precauciones necesarias”, añadió el directivo de Upanic.

El Rector de la Universidad Nacional Agraria (UNA), Ing. Telémaco Talavera Siles, afirmó que Nicaragua posee un gran potencial en el sector agropecuario y tiene por delante el desafío de aumentar la productividad, mejorar la calidad de los productos nicaragüenses, enfrentar los retos que se dan con el cambio climático, para lo que es necesaria la aplicación de los conocimientos y la biotecnología.

“Es un aspecto vital y por eso es muy relevante que se vaya a compartir (en el congreso) hoy y mañana sobre cómo se implementa la tecnología, cuál es la aplicación práctica, cómo se puede utilizar para esa mejora de la producción, productividad y calidad de nuestros productos y lógicamente acompañado de una feria donde diferentes instituciones del sector privado, académico, etc., presentan cuáles son sus productos al servicio de los productores”, expresó Talavera.

Sector agropecuario es importante para proveer y exportar alimentos

El presidente el Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes Ramírez, afirmó que el sector agropecuario no solamente es relevante desde el punto de vista de su aportación a la economía nacional en términos de producción y generación de empleo, sino porque desde dicho sector se asegura la provisión de alimentos para la población y para la cada vez más creciente demanda del mercado de agro exportación.

Reyes detalló que durante los últimos años la producción primaria en Nicaragua ha representado aproximadamente el 20% de la actividad económica medida por el Producto Interno Bruto, lo que representa una participación considerable del sector agropecuario, a pesar que no se ha podido alcanzar la producción potencial del mismo que ocurriría con el aprovechamiento pleno de nuestros recursos y mediante el aumento de la productividad.

“Aun con esta limitación Nicaragua ha avanzado mucho en el campo agropecuario, entre el 2006 y 2013 se puede observar que los niveles de producción en determinados bienes se ha incrementado sustantivamente, en maíz la producción pasó de 7.3 a 9.1 millones de quintales anuales, en frijol se observa un incremento de 2.9 a 3.3 millones de quintales, en arroz pasó de 3.6 a 4.4 millones de quintales oro, en caña de azúcar la producción pasa de 4.1 a 7.1 millones de toneladas cortas y en ganado esta creció de 186.2 a 264.5 millones de libras, solo por mencionar algunos rubros”, comentó el presidente del BCN.

El alto funcionario del Banco Central destacó que en ese mismo periodo las exportaciones del sector agropecuario han crecido de US$384.6 a US$633.5 millones de dólares, así como el empleo formal que pasó de 23.5 a 63.1 miles de trabajadores, cifras que resultan estimulantes y motivan a revisar políticas y proceso para mejorarlas y aumentar consecuentemente el bienestar de los nicaragüenses.

En el marco de esta gran alianza, logramos elaborar el plan de producción agropecuaria para el ciclo 2014-2015, que persigue tres objetivos fundamentales, primero garantizar el abastecimiento de alimentos para el consumo nacional de nuestro pueblo, segundo minimizar la afectación que traería a la actividad agropecuaria la potencial sequía con el arribo del fenómeno de El Niño y tercero establecer un diálogo continuo en búsqueda de mejorar la productividad e incrementar la agro exportación.
Dado el hecho que se trabajó de manera conjunta y anticipada para mitigar cualquier efecto negativo de una sequía y que afortunadamente ocurrieron precipitaciones importantes.

Producción agropecuaria nacional con expectativas positivas

Reyes Ramírez informó que en el marco de la alianza entre el sector privado y el Gobierno, se ha elaborado el Plan de Producción Agropecuaria para el ciclo 2014-2015 que tiene por objetivo garantizar el abastecimiento de alimentos al consumo nacional, minimizar la afectación que traería a la actividad agropecuaria la potencial sequía con el arribo del fenómeno de

El Niño, y establecer un diálogo continuo en búsqueda de mejorar la productividad e incrementar la agro exportación.
El ejecutivo del BCN indicó que producto se ese trabajo conjunto y la ocurrencia de precipitaciones durante los últimos dos meses las expectativas para alcanzar un cierre favorable en términos de producción agropecuaria en este momento son positivas y de acuerdo al monitoreo a septiembre del presente año se registra un avance en áreas sembradas de frijol rojo cercanas al 90% del estimado para el ciclo y de cumplirse la expectativa de siembra de postrera en maíz se tendrá un resultado del 10% superior al estimado.

En el café y caña de azúcar se espera cumplir con la proyección de producción, en cuanto a la producción bovina a agosto de este año se registra un crecimiento de 4.1% y 10.6% superior a lo esperado en la producción de carne de pollo.

En el sector pesca se observa un comportamiento muy dinámico con crecimientos superiores a los estimados, obteniendo un
crecimiento del 24.8% en pescado, 6.1% en langosta, 104.4% en camarón marino y 35.1% en camarón de cultivo.

“Creemos que vamos por el camino correcto, creemos que podemos alcanzar más trabajando duro, también creemos que es momento de incorporar nuevas tecnologías y nuevas maneras de hacer las cosas. Es importante que favorezcamos la investigación, la innovación y la experimentación. Pero somos de la idea que todos estos cambios deben realizarse preservando nuestra experiencia histórica, protegiendo nuestros suelos, nuestros recursos hídricos, nuestros bosque y sobre todo preservando nuestras semillas criollas aumentando su rendimiento mediante técnicas amigables con la naturaleza y el medio ambiente, cuidando sobre todo la salud de quienes la producen y consumen todos estos bienes”, apuntó Reyes.