El documental fue difundido en Estados Unidos (EE.UU.) por el sitio Huffington Post, y en él se ilustra cómo las tropas estadounidenses atan a los reclusos a una silla y les colocan audífonos que “reproducen las melodías del programa infantil Plaza Sésamo durante horas o días, a un volumen muy alto”.

El audiovisual, titulado “Songs of War” (canciones de guerra), revela el sufrimiento que padecen las víctimas mientras enfrentan esa modalidad de tormento, tan cruel como el aislamiento en celdas con temperaturas extremas o el mantener a los presos amarrados en posición fetal por más de 24 horas, sin alimentos.

Aljazeera entrevistó al creador de dichas canciones infantiles, Christopher Cerf, para saber su opinión sobre el uso de sus composiciones como una herramienta de martirio en la cárcel que EE.UU. Mantiene en Cuba, en contra de la voluntad de las autoridades de la isla.

"Al principio pensé que era incierto y no me gustó saber que ayudaba a atormentar a los presos. Pero fue mucho peor cuando luego supe que realmente usaban la música en Guantánamo para hacer extensos interrogatorios e infligir el suficiente dolor como para que hablaran", confesó.

Prensa Latina citó al psiquiatra Stephen Xenakis, general retirado del Ejército estadounidense, quien afirmó que ese tipo de tortura conduce al cerebro al mismo nivel de ansiedad que puede causar el síndrome de estrés postraumático.

No se trata de la primera vez que la música de Plaza Sésamo se ha utilizado para romper la voluntad de los presos. En 2003, organizaciones sociales denunciaron que EE.UU. habría utilizado la banda sonora para suavizar a los prisioneros de guerra iraquíes.

Asimismo, tampoco es la primera vez que denuncian torturas musicales en la prisión de Guantánamo, considerada por organizaciones sociales como un “moderno campo de concentración”.

En 2008, salieron a la luz las primeras noticias sobre el uso de canciones de artistas como Bruce Springsteen, Eminem, James Taylor, Marilyn Manson, Metallica, Neil Diamond, Pearl Jam y Red Hot Chili Peppers, entre otros, en las torturas en Guantánamo.

Un reportaje de la cadena BBC reveló que la banda de rock Metallica es la favorita de los torturadores estadounidenses, siendo utilizada en repetidas ocasiones, tanto en la guerra de Iraq, como en la prisión de Guantánamo.

En aquel entonces, algunos de estos artistas invocaron la Ley de Libertad de Información para exigir a Washington la lista de los temas usados en los interrogatorios, contribuyeron al lanzamiento de una campaña contra ese método y se sumaron a la iniciativa mundial por el cierre de la base militar.

El musical Sesame Street es una pedagógica serie infantil de televisión norteamericana que ha estado en el aire desde el año 1969.