Este jueves después de una maratónica reunión entre productores de leche y representantes de unas 17 empresas acopiadoras que se dedican a la exportación de queso, quesillo y otros derivados, no pudieron ponerse de acuerdo y decidieron realizar otra reunión el próximo miércoles.

La reunión se llevó a cabo en las instalaciones del Ministerio Agropecuario y Forestal (MAGFOR), donde participaron los ministros Ariel Bucardo, Orlando Solórzano del MIFIC y el compañero Pedro Haslam, Director Ejecutivo del Instituto de Desarrollo Rural, todos en el papel de mediadores entre los productores y acopiadores.

Los productores de leche demandan el pago entre 28 y 30 córdobas por galón, mientras los acopiadores proponen 19 córdobas.  Con la entrada del invierno los acopiadores de la industria informal están pagando entre 14 y 17 córdobas, esto por el incremento de hasta un 50 por ciento de la producción de leche, situación denominada como el “golpe de leche” que origina la caída de los precios de todos los productos lácteos.

Bucardo dio a conocer que se acordó un encuentro con la industria formal de procesadores de leche, entre estos representantes de las empresas Parmalat, Eskimo, Centrolac, para conocer su postura en torno a esta situación planteada. Este sector paga al productor un precio de 35 córdobas por cada galón acopiado.

Indicó que se trabaja para encontrar puntos de coincidencia entre toda la cadena productiva del sector lácteo, para evitar situación de inestabilidad en los periodos de sobreproducción de leche o cuando se da escases del producto en la época de verano.

“Tenemos la fe que de aquí al miércoles puedan pensar los sectores y podamos acercar esas posiciones y de esta forma encontremos salida a esta situación”, patentizó Bucardo.

Walter Lima, representante de los productores de leche, agradeció al Gobierno Sandinista por estar facilitando la negociación entre los miembros del sector lácteo, confiando que en los próximos días se encontrará los puntos de coincidencia.

“Mañana (primero de junio) es Día Mundial de la Leche y comienza la Semana del Niño, lo que es una buena oportunidad de darnos una tregua de unos días más para solucionar esta situación”, dijo Lima.

La primera posición de los productores era recibir 1.5 dólar por galón, sin embargo “para no afectar la producción nuestra banda de negociación entre 28 y 30 córdobas”.

“No tenemos la capacidad de pagar a nuestros trabajadores por este precio tan bajo que nos han estado pagando”, remató Lima.

Los procesadores de leche del sector informal se dedican a la exportación de productos lácteos, principalmente a Honduras y El Salvador. Este grupo de plantas acopian un promedio de 350 mil litros de leche diario. Se estima la producción total

“Desgraciadamente solo contamos con el mercado salvadoreño, al cual le vendemos y nos jugamos el costo de producción. Actualmente nos están pagando a 1.2 dólar por la libra de quesillo y 1.30 por la libra de queso”, dijo Miguel Ángel Benítez de Lácteos Nueva Guinea.

Señaló que a partir de mayo y junio el precio de la leche y sus derivados comienza a caer por diversas razones, una es el incremento de la producción a nivel nacional, en El Salvador también comienza a producir, mientras Honduras también logra colocar su productos lácteos al mercado salvadoreño, lo que incide en la demanda de nuestros productos, lo que obliga al exportador nicaragüense a bajar precios.

Para Elmer Landaverde, la suspensión del suministro de leche por una semana, no vendrá a incidir en el abastecimiento de productos a nivel local y tampoco en la entrega que hacen al mercado salvadoreño, sin embargo llamaron a los productores a meditar esa decisión.

“Hay una saturación de mercado, conocemos de planta que tienen producto para vender dos meses sin acopiar ninguna cantidad de leche, pero creemos que el mercado no va a estar desabastecido, el consumidor va a tener lo que necesita al precio de siempre porque hay productos”, dijo Elmer, propietario de la empresa La Montaña.

En el mercado local el queso, la crema y otros derivados de la leche han bajando en algún porcentaje el precio. Los procesadores de leche que estaban en el MAGFOR son originarios principalmente de Juigalpa, Nueva Guinea, El Rama, Río San Juan.