La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, destacó el rol protagónico de las mujeres nicaragüenses en la vida económica, social y política del país, aspecto que es reconocido internacionalmente por el Foro Económico Mundial (FEM) que coloca a Nicaragua como el país que más ha avanzado en América Latina en términos de igualdad de género.

A través de los medios del Poder de las Familias y Comunidades, Rosario valoró que Nicaragua afianza su posición como líder en igualdad o paridad de género en América Latina y El Caribe, gracias a su solido desempeño en salud, educación y política.

“Las mujeres en Nicaragua estamos desempeñando, desarrollándonos en espacios de poder, estamos protagonizando económicamente, políticamente, socialmente”, afirmó la Compañera.

Rosario destacó que según el Índice Mundial de Igualdad de Género que elabora el Foro Económico Mundial (FEM) Nicaragua subió cuatro lugares hacia mayor participación política y laboral de las mujeres.

Ahora Nicaragua es el 6to país a nivel del mundo, algo que es considerado como un triunfo para las mujeres con poder “las mujeres valientes, fuertes, mujeres trabajadoras, luchadoras, esas somos las mujeres nicaragüenses y se nos está reconociendo”, explicó la Compañera.

Rosario recordó que solo el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en el gobierno ha desarrollado un modelo de Fe, Familia y Comunidad que promueve el potencial y las capacidades de las mujeres.

“Estamos en todos los espacios, la mitad de las alcaldías somos mujeres, en las alcaldías de cabecera somos más de 7 mujeres. Tenemos el primer lugar en ministras mujeres, hemos crecido y ocupamos el primer lugar en la región en cuanto ministras mujeres, luego sabemos que somos mayoría en la Bancada Sandinista, en la Asamblea Nacional; tenemos dentro de las instituciones del Estado la batalla para que seamos 50/50”, indicó la Compañera.

“Estamos trabajando duro para desarrollar más los espacios de poder ocupados por mujeres, de manera que podamos hablar de estar todavía más cerca del primer lugar que las mujeres nicaragüenses lo merecemos, sabemos hacer las cosas y sabemos hacerlo, lo más importante, con amor, con fe y con sentido de familia y de comunidad”, agregó.

Valoró que los derechos de mujer toman en cuenta identidad, cultura, tradición, cariño, valores cristianos y de familia.

“Asumimos nuestros derechos sin violentar esos valores fundamentales de nuestra sociedad y de nuestra cultura que a nosotros nos hace sentirnos no solo contentos sino orgullosos. Sabemos que son espacios que merecemos, que no son regalos, hemos trabajado duro para ocupar esos espacios y sabemos desempeñarnos con eficiencia, con eficacia, con responsabilidad, con capacidad, con inteligencia y sensibilidad”, concluyó la Compañera Rosario Murillo.