Un total de 300 familias del barrio Rubén Darío, ubicado cerca de las costas del lago de Managua están siendo evacuadas por trabajadores de la comuna capitalina, la Unidad Humanitaria de Rescate (UHR) del Ejército de Nicaragua y los miembros del Gabinete de la Familia, Comunidad y Vida del sector, acción que garantiza el bienestar de los pobladores, tomando en cuenta que en inviernos anteriores dichas familias resultaron afectadas por la crecida del lago.

En su mayoría, las familias evacuadas son personas de escasos recursos económicos y con muchos años de habitar en el Rubén Darío, sin embargo el Gobierno Sandinista pendiente siempre del bienestar de las familias nicaragüenses desarrolla este tipo de acciones que permitirán brindarles mejores condiciones de vida, con mayor seguridad y tranquilidad.

“Previniendo un acontecimiento mayor hemos procedido a la evacuación de las familias habitantes de este sector, previamente hablamos con cada uno de ellos haciéndoles ver el peligro que corren sus vidas al estar en este sitio, recordemos que este barrio es bastante vulnerable debido a que el lago crece y sus aguas llegan hasta las casas, por ello el gobierno tomó la decisión de evacuarlos y hoy estamos haciendo efectiva esa disposición”, destacó Maricela Sánchez, secretaria política.

“Una vez finalizada la evacuación, estaremos trabajando de la mano con las autoridades de la Policía Nacional para evitar que otras familias vuelvan a instalarse en este lugar y expongan sus vidas” añadió.

Por su parte, los pobladores afirmaron sentirse agradecidos con la acción que ha venido desarrollando el Gobierno Sandinista con las familias que se encuentran en lugares de riesgo, a su vez destacaron que confían en la ayuda y el acompañamiento que les brindarán.

“Tenía veinte años de habitar en este sector pero ahora que han decidido evacuarnos nos sentimos agradecidos porque el gobierno se ha puesto las pilas y está cumpliendo con cada una de los compromisos adquiridos, lo cual nos llena de confianza, todos los pobladores somos familias desposeídas y solo este gobierno se ha acordado de nosotros y está garantizando nuestra seguridad” afirmó Xiomara Lovo.

“El gobierno de nuestro país está viendo por el bienestar del pueblo, por ello antes de que sucedan situaciones lamentables nos están evacuando, tenemos niños y de no irnos de este lugar en cualquier momento podemos sufrir una catástrofe debido a la crecida del lago por eso es mejor irnos a tiempo” destacó Martha Urbina.

“La evacuación está correcta, en mi caso no hallaba las horas de salir de este lugar porque aquí es peligroso y la necesidad me hacía permanecer viviendo en este lugar, sabemos que vamos a estar en un albergue y de forma voluntaria estamos trasladándonos, sabemos que las cosas van a mejorar para nosotros y vamos a vivir decentemente” señaló Zobeyda Leiva.

Las familias evacuadas están siendo trasladadas hacia el albergue habilitado en las instalaciones de la Academia Cristian Munguía, donde recibirán atención por parte de la Promotoría Solidaria, el Gobierno Central a través de las instituciones del poder ciudadano.