Aviones militares de EEUU y su coalición lanzaron durante el viernes pasado 22 ataques contra las posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak, informó el Mando Central de EEUU (CENTCOM).

Según datos de los militares, los bombardeos fueron realizados en una región de una gran presa cerca de la ciudad de Mosul.
Los principales objetivos fueron subdivisiones, edificios, medios de transporte y las posiciones de los combatientes, destacó un representante del CENTCOM, citado por Reuters.

Asimismo, los militares anunciaron que la Fuerza Aérea de EEUU eliminó una instalación de artillería cerca de la ciudad siria de Kobani.

Las milicias kurdas llevan ya casi un mes defendiendo Kobani. Según los últimos datos, desde el inicio de los enfrentamientos en la localidad han perdido la vida unas 650 personas. Casi 200.000 civiles huyeron a Turquía. Casi todas las aldeas de los alrededores fueron tomadas por los yihadistas.

El 23 de septiembre, la coalición inició los bombardeos contra las posiciones del EI y desde entonces ha destruido vehículos y armamento de los combatientes y ha matado a muchos de ellos, pero además, ha acabado con la vida de al menos 32 civiles, entre los que hay seis niños y cinco mujeres, según la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El Estado Islámico, conocido anteriormente como Estado Islámico de Irak y el Levante, centraba sus operaciones en Siria pero en junio pasado atacó los territorios del norte y el oeste de Irak, donde se le unieron extremistas suníes, exmilitares del ejército de Sadam Husein y pequeños grupos terroristas.

Ese mismo mes, el EI proclamó un "califato" que se extiende desde Alepo, en el norte de Siria, hasta la provincia de Diyala, en el este de Irak.