Rusia no acepta el principio "lo que se permite a Júpiter no se le permite al buey" y el oso ruso, a diferencia del buey del refrán latino, "no le va a pedir el permiso a nadie", declaró hoy el presidente Vladímir Putin, refiriéndose a la protección de intereses nacionales.

"Se considera el amo del taiga y no planea trasladarse a otras zonas climáticas, son incómodas para él, y no cederá ni un palmo de su taiga a nadie", dijo Putin en el marco del foro Valdái en Sochi.

Al mencionar también el referéndum sobre la incorporación de Crimea a Rusia, Putin declaró que fue una decisión de una autoridad legítima, el Parlamento peninsular, elegido en conformidad con la legislación ucraniana hace años.

El líder ruso además cuestionó por qué fue aceptada la proclamación de independencia de Kosovo y a la vez la comunidad internacional rehúsa aceptar la autonomía de Crimea.