El debilitamiento del empuje de aire húmedo proveniente del pacifico al interior del país y la degradación de la depresión tropical número 9 a vaguada en la Península de Yucatán y que ejercía gran influencia sobre el área centroamericana ha provocado una mejoría en las condiciones climáticas de Nicaragua, sin embargo todavía existen probabilidades de lluvia en la faja del pacifico, norte y noreste de Nicaragua.

“Estas lluvias definitivamente van a disminuir en intensidad y en su comportamiento espacial, esperando que para las próximas 24 horas estas lluvias sean y tengan un carácter ligero y se presenten de manera aisladas en el territorio”, informó el director de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Ing. Marcio Baca.

Baca explicó que la tarde de este viernes se presentará un poco de nubosidad y al finalizar el día, al comenzar las horas de la noche se podría experimentar un incremento de las nubes en las regiones del pacifico, en el norte y noreste del país con probabilidades medias de lluvia.

“Posiblemente condiciones un poco similares existan el día de mañana sábado con una mañana también soleada, una tarde con ligera nubosidad y mayor incremento de probabilidades y nubosidad para la noche y atención a las zonas del Caribe norte, puesto que esta vaguada posiblemente se acerque al Caribe para el fin de semana”, añadió.

El funcionario de Ineter aseguró que se mantiene vigilancia sobre la Onda Tropical número 39 que se podría aproximar al territorio nacional entre la noche del domingo y el día lunes, lo que se informará en los próximos días a espera de su evolución y las afectaciones en el territorio nacional.