La enfermera estadounidense Nina Pham, que se contagió de ébola cuando trataba al paciente liberiano Thomas Duncan en un hospital de Dallas, ha conseguido superar la enfermedad y ya no tiene el virus, por lo que recibirá el alta médica próximamente, según ha informado el Instituto Nacional de Salud norteamericano (NIH).

Altos cargos sanitarios ofrecerán una rueda de prensa este viernes por la tarde en el Centro Clínico NIH, en el que la trabajadora contagiada ha permanecido ingresada desde el pasado 16 de octubre. «Responsables del NIH informarán a la prensa sobre el alta de Nina Pham, la enfermera de Dallas que fue ingresada en el Centro Clínico NIH el 16 de octubre con ébola y ahora está libre del virus», ha indicado, en un comunicado, el NIH.

En la comparecencia participarán el director del NIH, Francis S. Collins, el director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas y Alergias, Anthony S. Fauci, entre otros altos cargos de los servicios sanitarios estadounidenses.

El portavoz del NIH, John Burklow, ha asegurado que Pham realizará una breve declaración en la comparecencia de esta tarde, según ha informado la CBS.

Pham se contagió del ébola cuando trataba al paciente liberiano Thomas Eric Duncan, que murió por el virus el pasado 8 de octubre. Posteriormente, se conoció el contagio de la enfermera Amber Vinson, que también había tratado al fallecido.