Seguras al recibir atención de calidad y soluciones a sus problemas familiares y conyugales, así se sienten mujeres que a diario visitan las oficinas de Consejería Familiar y Comunitaria ubicadas en las Comisarías de la Mujer.

Las consejerías forman parte del modelo de formación integral impulsado por el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, que busca fortalecer la unidad familiar, rescatar algunos valores perdidos, ayudar a elevar el autoestima, prevenir la violencia y crear estabilidad emocional en la ciudadanía nicaragüense.

En el Distrito V de Managua, hombres y mujeres son atendidos por un personal calificado que con calidez atienden sus problemas.
Melva María Moraga Pavón, psicóloga-forense del Instituto de Medicina Legal, explicó que se atiende a mujeres que han sido agredidas por primera vez por el cónyuge.

“La consejería ha llenado el vacío que hacía falta en este modelo de familia en busca de prevenir y disminuir la violencia”, indicó Moragas.

Además destacó que “a pesar de su reciente formación ha sido acogida por todas las parejas, sobre todo por las mujeres que han sido maltratadas por el cónyuge, a ellas la investigadora las envía a psicología forense, ahí valoramos a la víctima y si se considera que la lesión es leve se envía a consejería familiar y ahí se atiende a ambas partes, agresor y agredida, con varias sesiones de unos 6 meses, todo dependiendo del caso”.

Durante la visita a las oficinas, encontramos a Elva Marina Giggs, quien comentó que acudió a consejería porque quiere resolver sus problemas con su ex pareja de manera sana.

“Es con respecto a la tutela de la menor, el papá la quiere tener y yo no (quiero que la tenga), y usted sabe que cuando una es madre lo más lógico es que la mamá tiene que permanecer con su hijo”.

Contó que “ya he venido en otras ocasiones y para ser honesta y clara en años anteriores aquí era una pérdida de tiempo, pero hoy en día me he dado cuenta que acá le dan la atención necesaria, antes nos sentíamos desprotegidas, las mismas autoridades lo hacían sentir a uno como que estaba perdiendo el tiempo”.

“Le puedo decir a las demás personas que tienen problemas en sus hogares, ya sea con el papá del niño o con sus vecinos, que se acerquen a la Comisaría de la Mujer porque en realidad es el único lugar donde van a encontrar respuesta y solución a su problema y la atención es de primera”.

Asimismo, Eduardo Emilio Sevilla, padre de familia, manifestó que en la consejería ha encontrado respuesta a sus problemas, resolviéndolos de la manera más adecuada.

“Estoy de acuerdo que haya una Consejería de Familia, así nos evitamos problemas, y como familia estamos en trámites tratando de resolver. Yo no estoy conviviendo con mi ex pareja y a consecuencia de ciertos errores de los dos, estamos acá y la consejería nos ha servido para tratar de mejorar una situación de familia, no de pareja, sino de madre-hijo, hijo-padre”.

“Hemos venido dos veces para una sesión de cuatro y aquí tratando de luchar para mejorar la situación para el bienestar de los niños”.
Afirmó que con el trabajo psicológico espera seguir mejorando su relación con su ex pareja.

“Es un seguimiento por medio de la consejería con un periodo de 4 sesiones, el profesional que atiende la consejería da el seguimiento a la persona que lo requiere me han explicado”, finalizó.