Los miembros y oficiales del Sistema Penitenciario Nacional celebraron el 35 aniversario de su constitución, con la presencia de bloques representativos de los diferentes centros penales y direcciones penitenciarias de todos los departamentos del país.

El acto se realizó en el Centro Penal de Tipitapa con la presencia de la Ministra de Gobernación Ana Isabel Morales; el viceministro Carlos Najar; los directores de la Dirección General de Bomberos, Dirección General de Migración y Extranjería, Dirección General del Sistema Penitenciario; delegados del Ministerio del Interior de Cuba; el vicario de cárceles padre Amado Peña, entre otros funcionarios del estado nicaragüense.

En la actividad se hizo entrega de la orden 35 aniversario del Ministerio de Gobernación al Prefecto Julio Guillermo Orozco, Director del Sistema Penitenciario Nacional, y al subprefecto Julio César Chávez, subdirector.

Se ascendió al grado de Alcaide a los compañeros Dionisio Palacios Calderón, Martha Azucena Rojas Reyes y a subalcaide a los compañeros Marcos Téllez Ampié, Luis Manuel Paz, y Denis Muñoz García. Posteriormente se ascendieron a alguaciles a una docena más de funcionarios de esta dependencia del MIGOB.

Tras los discursos oficiales del acto realizados por el Prefecto Orozco y el Viceministro Carlos Najar, se realizó un desfile y la presentación de técnica de defensa personal y de la Dirección de Operaciones Tácticas.

El viceministro Najar subrayó que los 35 años de fundación del MIGOB y de otras instituciones que lo conforman, nacieron juntas gracias al aporte y la sangre de los héroes y mártires que protagonizaron la gesta de Octubre Victorioso y la Revolución Popular Sandinista.

“Nacimos todos producto de la Revolución, todos somos y fuimos hijos de octubre, que representó un elemento determinante en la lucha por la liberación nacional, sin octubre no hubiera habido 19 de julio, octubre marcó y trastocó los cimientos de la dictadura, en octubre se inicia lo que fue la ofensiva ininterrumpida para asegurar o desembocar en el triunfo definitivo del 19 de julio de 1979”, recordó Najar en el acto.

Grandes cambios en el SPN

La ministra Morales indicó que uno de los principales cambios en los últimos 7 años, es el respeto a los derechos humanos de los internos, la promoción de programas educativos que permitan al privado de libertad poder estudiar, incluso graduarse de carreras universitarias.

“La reeducación penal es la tarea fundamental del Sistema Penitenciario, esto para poder entregar a la sociedad un hombre distinto al que recibió, podemos decir con orgullo que este sistema tuvimos privados de libertad que entraron por homicidio siendo analfabetas y aquí aprendieron a leer a escribir, tuvieron su primaria, pasaron secundaria y han llegado a terminar sus licenciaturas, estamos entregando a la sociedad nuevos hombres, con nuevos principios”, destacó Morales, indicando que el índice de reincidencia en el SPN anda por el 13%.

“En el Sistema Penitenciario han cambiado muchas cosas, por no decir casi todo, ha cambiado la mentalidad de nuestros funcionario, esto debido al fortalecimiento que nos ha permitido la academia penitenciaria con la colaboración de los compañeros cubanos, que se ha cambiado la mentalidad y el esquema de trabajo y de pensamiento que se tenía anteriormente”, indicó el Prefecto Orozco.
Estos cambios han permitido mantener la seguridad y la gobernabilidad de los diferentes centros penales del país, se ha profundizado el sistema de reeducación de los [email protected]

“Los principales retos es integrar a más privados de libertad a los centros de trabajo, seguir con la preparación, capacitación e ir creando nuevas infraestructura para ir mejorando las condiciones de vida de los privados de libertad y de los funcionarios penitenciario, lo que permitirá aminorar el hacinamiento y la carga de trabajo que tienen los funcionarios”.

El padre Peña indicó que los últimos años el Sistema Penitenciario Nacional ha tenido grandes cambios, los que han permitido humanizar el tratamiento a los privados y privadas de libertad.

“La administración del Presidente Daniel Ortega ha sido sumamente positiva para el Sistema Penitenciario, que es el menos violento en toda Latinoamérica y todo por la apertura que este hombre (El presidente Daniel) nos ha dado para venir los civiles y entramos con facilidad a estos centros y eso es lo que da la disminución de toda la violencia”, señaló Peña, subrayando que existe mucha coordinación entre las diferentes denominaciones religiosas y las autoridades penitenciarias.

El SPN tiene 9 centros penales en todo el país, incluyendo el Centro Penitenciario de Máxima Seguridad, el Centro Integral de Mujeres y se están construyendo nuevos centros penales en Bluefields y el Centro Productivo de Régimen Abierto de Tipitapa. la población penal en Nicaragua es de un poco más de 11 mil internos, de estos 3 mil están integrados en los diferentes programas educativos y laborales.