En una publicación en el blog , la compañía anunció que donará 3000 Galaxy S3 Neo para ayudar en la lucha contra el ébola. Los dispositivos serán gestionados por la división de Asuntos Humanitarios de la Organización de las Naciones Unidas (OCHA, por sus siglas en inglés). Los teléfonos serán entregados a 60 clínicas ubicadas en Guinea, Liberia y Sierra Leona.

En esos 3 países, más de 9200 personas se han contagiado del virus, lo que ha dado como resultado más de 4500 muertes, según la Fundación CDC.

La semana pasada, Mark Zuckerberg y su esposa Priscilla Chan, donaron $25 millones en un esfuerzo por contener el ébola, una enfermedad viral altamente contagiosa, para la cual aún no existe una vacuna.

Cuando las clínicas reciban los smartphones de Samsung, se les instalará la aplicación Smart Health Pro de la ONU. Según la compañía, esa app proporcionará las herramientas necesarias para que el personal médico atienda a los pacientes e ingrese expedientes clínicos. Los pacientes en cuarentena también podrán utilizar los teléfonos para llamar a sus familiares. Samsung informó que el total de dispositivos está valuado en $1 MDD, y confirmó que una vez contenida la epidemia, todos serán destruidos.