Productores agropecuarios de Honduras, El Salvador y Guatemala se dieron cita este miércoles en Nicaragua para profundizar sobre la experiencia en la implementación del moderno Sistema agroforestal Quesungual (SAQ), siembra de pastos mejorados y el fortalecimiento de los mecanismos para fomentar la seguridad alimentaria en la región.

Invitados por el Gobierno Sandinista, a través del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), los productores centroamericanos visitaron la finca 'Los Cuadritos', ubicada en la comunidad de Condega 'Los Potrerillos', donde pudieron intercambiar información sobre las investigaciones que se han realizado en torno a este sistema agroforestal.

De acuerdo a Rein Van der Hoek, Coordinador del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), el Quesungual es un sistema de agroforestería mejorada, el cual consiste en cultivar bajo árboles dispersos en una parcela accidentada como laderas, montañas u otros terrenos rocosos.

Altos rendimientos en maíz y frijol

Investigaciones realizadas por el INTA, el CIAT y la Universidad Nacional Agraria (INTA), reflejan que el cultivo de frijol alcanza rendimientos mayores al 20% y el cultivo del maíz un 16% si se siembra bajo el sistema Quesungual, y no usando el tradicional sistema de quema y tala.

El suizo Rein Van, especialista en este sistema, indicó a los productores centroamericanos de visita en Nicaragua, que el Quesungual no solo fortalece la seguridad alimentaria, sino que mejora los ingresos de las familias productoras y conserva los recursos naturales.

El experto detalló que los 130 árboles que integra este sistema por manzana, al botar las hojas, generan un abono orgánico para cultivos como maíz y frijol, y para pastos mejorados como el marandú o el gamba. Además, sostuvo que es resistente al cambio climático, precisamente porque las hojas de los árboles, al caer, se convierte en pequeños reservorios de agua, propiciando una permanente humedad en los suelos.

Proporciona servicios ambientales

Las hojas de los árboles logra el ahorro de fertilizantes y herbicidas; por tanto se traduce en menos costos de siembra y menos riesgos para la salud humana (en tanto se usan menos químicos para fertilizar los cultivos); además que hay un aumento de hasta un 50% en términos de productividad.

La compañera Hellen Pavón Tijerino, quien labora en el Manejo Sostenible de Cultivos del área de Suelos y Agroforestería del INTA, informó que este miércoles se está liberando por primera vez esta tecnología agroforestal en el municipio de Condega (Estelí), donde, tras los ensayos e investigaciones, ha tenido un impacto positivo en la producción.

Destacó que las familias productoras están muy contentas con el sistema Quesungual porque el mismo evita las quemas en las parcelas, la erosión y degradación de la tierra, y además logra captar, por filtración, hasta 64 miligramos de agua por hectáreas, mientras que el sistema tradicional (por quema), tan solo llega a captar 46 miligramos.

Evita deslizamiento de suelos

El sistema Quesungual no solamente tiene un impacto en el rendimiento de los cultivos como el maíz y el frijol, sino también que el mismo aporta al fortalecimiento de los suelos, y muy particularmente evita los deslaves o deslizamientos durante los periodos de fuertes lluvias, explicó el experto y productor hondureño, Luis Álvarez.

Detalló que tomando en cuenta que el sistema Quesungual se implementa en parcelas montañosas o laderas, al sembrar muchos árboles dispersos, con raíces profundas, se evita la erosión de los suelos, y por tanto los deslizamientos o deslaves por lluvias.

Por su parte, Genaro Ruiz, ganadero de la comunidad de Santa Teresa (Condega), aseguró que el sistema Quesungual también le ha sido muy ventajoso al aplicar la siembra del pasto mejorado 'Marandú', cuyo forraje le ha proporcionado hasta un 80% de aumento en la calidad de la leche que producen sus vacas.

"Al principio mandé al laboratorio a examinar la leche de las vacas, y me resultó con más agua que leche; pero cuando implementé este pasto mejorado, sembrado con el sistema Quesungual, hice la medición de leche y había mejorado en un 80%", testimonió.

Impacto en pastos mejorados

De acuerdo a investigaciones del INTA y el CIAT, el marandú, sembrado bajo este moderno sistema, logra ser superior al pasto Gamba o al Jaragua, los cuales son utilizados tradicionalmente para forraje. Los resultados son tan positivos que los productores indican que las vacas, al consumir este pasto, logran incrementar su producción de leche hasta en 1 litro, porque el mismo tiene muchas proteínas.

El esfuerzo del INTA y el CIAT ha llevado a implementar este sistema en Somotillo y Condega, en una primera fase; y en esta segunda fase, se desarrolla en Terrabona y San Dionisio, donde ya hay productores que por sí solos lo están estableciendo, y han obtenido excelentes resultados en la siembra de cultivos como el frijol, el maíz y los pastos mejorados.