"Gracias a Dios, a Danielito y a la Chayito, hoy tengo una casa solidaria, es el mejor cumpleaños de mi vida, mis cien años de edad junto con mis hijos, mis nietos y mis bisnietos. Dios siga iluminando tanta bondad de Daniel y la Chayito por los más pobres", expresó doña Petrona en una comunicación enviada a la compañera Rosario.

Además de la entrega de esta casa, como parte del programa Vivienda Solidaria que ejecuta el Gobierno para restituir los derechos de las familias nicaragüenses, el CLS del barrio le organizó a doña Petrona un bonito festejo, en celebración de su nueva casita y sus 100 años de vida.