Identificar los cuellos de botella para aumentar la producción y productividad de cebolla, así como validar semillas que permitan la generación de nuevas variedades y el manejo pos cosecha de este rubro es parte del trabajo que está desarrollando el Gobierno a través de sus instituciones en conjunto con los productores y con la cooperación de organismos homólogos de Argentina.

Jairo Rojas, director de Investigación del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), explicó que la semilla es una de las mayores problemáticas que enfrenta el sector por lo cual se estará validando la semilla de otros países de la región centroamericana y de Argentina que facilitará cuatro variedades, pero además trabajarán junto a los productores en el manejo de la pos cosecha, es decir el tratamiento que se le da a la cebolla para que esta tenga mayor durabilidad y haya menos perdidas, todo ello en el marco de un proyecto presentado por expertos argentinos en la producción de cebolla y papa.

“Estamos abriendo todo un marco de cooperación entre nuestro Gobierno, específicamente Argentina nos va a proveer de al menos cuatro variedades de cebolla, cebolla amarrilla y blanca, material genético que vamos a probar en las regiones de Nicaragua y hay todo un esquema de un proyecto que hemos elaborado de manera conjunta, es decir que la cooperación de Argentina, la cooperación técnica en cebolla y de papa va a continuar con nuestro país”, dijo Rojas.

El funcionario del INTA detalló que en este proyecto, previó a su aprobación, se están trabajando acciones con todo el sector cebollero y de papa del país, específicamente de Sebaco, Jinotega y Estelí.

“Estamos trabajando en el mejoramiento de la semilla de cebolla, ese es uno de los principales desafíos, entonces lo que estamos planteando con los productores es probar variedades que ya se tienen en el país, pero también trabajar en traer variedades de Centroamérica que podrían estar mejor adaptadas al clima y a las condiciones generales del suelo y traer material de otros países como Argentina”, enfatizó Rojas.

Según Rojas, el proyecto consta de tres componentes fundamentales el mejoramiento genético, el manejo agronómico de las plantaciones que incluye buenas prácticas agrícolas, y por último la pos cosecha y valor agregado de la cebolla.

Indicó que este daría un gran impulso a la producción de cebolla en el país y estaría planificado a ejecutarse el próximo año, aunque ya se están desarrollando acciones especificas en el marco de mejoramiento genético, de pos cosecha, capacitaciones y transferencia tecnológica.

Expertos argentinos destacan niveles productivos de cebolla en Nicaragua

Un grupo de expertos argentinos en el cultivo de cebolla y de papa destacaron el potencial en producción de ambos rubros en el país, mismos que podrían incrementarse con la tecnificación y la reducción de mano de obra para abaratar sus costos.

Carolina Bellacomo, experta en cultivo de cebollas del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Argentina (INTA), afirmó que tras varias visitas de campo a la zonas productivas de cebolla y conversar con los productores identificaron un gran potencial en el cultivo de este producto dado que tiene un buen manejo, sin embargo necesita de mucha mano de obra y tiene una gran dependencia de la variedad hibrido.

“Entonces yo les recomendaba de utilizar, empezar a traer materiales de polinización abierta, variedades de polinización abierta de cebolla que eso bajaría mucho el costo al momento de la siembra y poder mecanizarse […] En otro caso que podemos asesorar es en el curado, el curado artificial realizarlo a temperatura y humedad controlada y eso va a hacer que almacene la cebolla por más tiempo y pueda entrar al mercado en otros momentos que decida el productor”, declaró Bellacomo.

Marcelo Huarte, experto en cultivo de papas del INTA de Argentina, aseveró que la producción de cebolla y papa en nuestro país presentan el mismo problema en referencia a la dependencia de la semilla, situación ante la cual se ha propuesto un proyecto consensuado con el Consejo Nacional de Producción y Consumo, productores y asociaciones de productores para mejorar los niveles productivos.

“Creo que Nicaragua tiene las condiciones para desarrollar al menos una industria de semilla de papa que suplante en parte esas importaciones tan masivas (de semillas), eso está plasmado en ese proyecto que mencionamos, también el agregado de valor es importantísimo porque está entrando mucha papa congelada de Francia, Estados Unidos, Argentina, pero el asunto es que ustedes desarrollen su capacidad propia de procesar los productos, el curado de la cebolla para almacenarla y darle más vida, hay tecnología que se puede desarrollar fácilmente en el país”, manifestó Huarte.

Sector cebollero prevé producir 145 manzanas

El presidente de la Asociación de Cebolleros del Valle de Sébaco, Adolfo Treminio, señaló que ya han establecido 145 manzanas para la producción de ese rubro en el departamento de Matagalpa, entre chincoca y semillero, además de 214 manzanas que serán establecidas como semilleros y se prevé una cosecha de 450 quintales promedio por manzana.

Treminio aseguró que para lograr el desarrollo de esa producción el apoyo del Gobierno ha sido fundamental, dado que les ha capacitado y les ha autorizado la importación de 48 mil quintales mensuales para suplir el mercado nacional mientras se cosecha la producción nacional.