Ante la constante especulación que han efectuado los distribuidores mayoritarios del frijol rojo, los comerciantes aseguran que el frijol negro se ha convertido en una alternativa para las familias nicaragüenses.

El hecho es que el frijol negro viene ganando terreno aceleradamente en el mercado nacional, no solo por su precio, sino por sus ricas proteínas, hidratos de carbono, vitaminas del complejo B, hierro, fósforo y calcio.

La comerciante del Mercado Oriental, Ángela Martínez, detalló que actualmente el frijol rojo se cotiza –de manera inestable- entre 27 y 30 córdobas la libra, mientras el grano negro ha fijado su precio en 15 córdobas.

Expresó que, en este sentido, el frijol negro “se está vendiendo más porque está más barato y favorable, pero además porque tiene buena calidad, y al cocerlo queda suavecito y es igual de rico”, indicó.

“Definitivamente el frijol negro se está convirtiendo en una gran alternativa para los consumidores, por eso es que a diario vemos que las familias llevan grandes cantidades del mismo”, aseguró.

La compañera Norma Torres, habitante del Barrio Hugo Chávez, explicó que desde hace ya varios meses viene consumiendo este frijol (negro), y le ha resultado muy bueno.

“No solo es vitaminoso para los niños y los adultos, sino que también vienen muy limpios, nuevos y al cocerse quedan muy suavecitos. Incluso, si el frijol rojo llegara a bajar, seguiré consumiendo el negro”, aseguró la pobladora.

El Gobierno Sandinista continúa enviando los puestos móviles solidarios de frijol rojo y negro a los barrios y comunidades del país, como una medida para paliar la especulación de este producto elemental de la canasta básica.