Cuando de mentiras se trata, el derechista diario La Prensa se encuentra en un indiscutido primer lugar. La estrategia es la misma: La mentira y la verdad tergiversadas.

Con “verdades” de Perogrullo que en realidad son mentiras, el diario La Prensa intenta cubrir, con un manto negro, los avances indiscutibles de la Revolución Sandinista que lideran el Presidente CONSTITUCIONAL Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo.

Estos avances revolucionarios que van dirigidos a combatir frontalmente la pobreza en Nicaragua con programas reales de mejoramiento para la población en general en medio de un ambiente de paz, tranquilidad y seguridad.

Así es que, el recalcitrante diario La Prensa, se encuentran en primer lugar y se ha ganado con mucha ventaja el título de mentiroso enfermizo.

En lo más recóndito de su conciencia, el diario La Prensa ha incubado el odio que siente por el pueblo nicaragüense, pues no concibe que el SOBERANO, bajo la conducción de Daniel y Rosario salga de la pobreza en la que lo mantuvieron los gobiernos neoliberales (1990-2006), que solamente hambre y miseria dejaron en nuestra población.

Ante esa perspectiva de bienestar, el derechista diario La Prensa tiembla de odio al ver que su piso de barro se desploma ante el avance sin retroceso de la Revolución Sandinista y cuyo bienestar ya se observa en lontananza.

Entre títulos y escritos subliminales, el diario La Prensa calla miserablemente el desarrollo indiscutible de Nicaragua y entre susurros le dice a sus lectores que no le digan a nadie que en Nicaragua hay una revolución triunfante.

Pero el diario La Prensa y con todas sus “verdades” de Perogrullo, no logra colarse en el círculo del Poder Ciudadano y se estrella con sus mentiras aberrantes ante la Muralla del SOBERNO que, a partir del 2007 apostó por el bienestar de todos los nicaragüenses con apoyo incondicional a la Revolución Sandinista y a sus dirigentes Daniel y Rosario.

La nostalgia de un pasado aberrante de explotación que nunca volverá, mantiene al derechista diario La Prensa contra la pared y el muro de contención que ha formado el pueblo nicaragüense para no regresar, precisamente, a ese pasado vergonzoso.

Bajo la irrestricta libertad de prensa y pensamiento que existe en Nicaragua, el diario La Prensa se oculta bajo el manto de la impunidad para intentar desacreditar a Rosario Murillo, Primera Dama de la República, pero el pueblo, EL SOBERANO sabe que todo eso son mentiras aberrantes y Rosario, como dijo el poeta Darío, es un diamante que el lodo nunca podrá manchar.

Arropándose en la irrestricta libertad de prensa que existe en Nicaragua, el derechista diario La Prensa se ha erigido en campeón de la impunidad y piensa que con eso tiene patente de corzo par insultar y denigrar a personas ilustres como Rosario Murillo

Y es que el diario La Prensa es como un reflejo de la famosa novela inglesa del DOCTOR JEKYLL Y MISTER HYDE, un extraño caso de dos identidades que se encuentra perdido en sus vericuetos mentales y no sabe, por si mismo, cuándo es normal y cuándo anormal.

La última “joya” de la manipulación del recalcitrante diario La Prensa ocurrió en su edición de hoy martes, con las contundentes declaraciones que pronunció ayer en Cuba el Presidente Daniel Ortega en la reunión cumbre de los países que integran el Grupo ALBA, para enfrentar la epidemia de Ebola que asecha a la humanidad.

Con una contundencia vertical, el Comandante Ortega denuncio en la reunión del ALBA, que los países desarrollados forman alianza para la guerra y gastan multimillonarias sumas de dinero para ampliar sus guerras, mientras que no se preocupan para, en forma global, enfrentar la epidemia del ébola.

Pero el diario La Prensa, con sus titulares y escritos subliminales, tergiversó la verdadera realidad de lo que denunció el Presidente Ortega.

Bueno, dejemos que el diario La Prensa se continúe ahogándose en su propia tinta de odio, pues el pueblo nicaragüense sabe que vamos por el camino correcto con una Revolución Sandinista que apostó por el bienestar de toda la población.