El presidente Rafael Correa expuso que el pueblo ecuatoriano ha ratificado su decisión de seguir por el camino del cambio, pero consideró que no debe haber exceso de confianza y subestimar el poder de los enemigos internos y externos de Ecuador.

Durante la celebración del quinto aniversario de la Revolución Ciudadana sostuvo que la consigna de campaña siempre ha sido "la Patria vuelve" y, en ese sentido, advirtió que "la Patria vuelve" con desarrollo científico-tecnológico, de infraestructura y de educación, entre otros aspectos para el beneficio del pueblo.

Entre gritos y consignas por su reelección del público, Correa señaló que "el mayor legado de la Revolución (...) es el despetar de nuestra fuerza interna, de la voluntaad de cambio y victoria, el haber derrotado al fatalismo, haber superado mitos que nos imponían siempre para hacernos creer que no se podían lograr las cosas" y mantener a Ecuador en la pobreza y la miseria.

El mandatario ecuatoriano informó durante la actividad que se entregaron 3 mil computadoras para estudiantes de 17 escuelas fiscales de Cuenca (centro-sur), y la meta es lograr que cada estudiante del país tenga un ordenador.

Recordó que "antes de nuestro Gobierno los estudiantes no tenían ni libros, ahora entregamos computadoras".

"No hay nada que no podamos hacer, no hay obstáculos que no podamos vencer", enfatizó el mandatario, al remarcar que "hemos derrotado ese fatalismo con que nos bombardearon durante siglos para acomplejarnos, someternos".

"Ese es el primer legado de la Revolución, destrozar esos mitos, ese fatalismo, ese derrotismo con el que nos convencieron tantos años", subrayó.
Unas 40 mil personas se congregaron en el estadio Alejandro Serrano Aguilar de la ciudad austral de Cuenca, en el acto central por el quinto aniversario de la Revolución Ciudadana, el proyecto político que lidera el mandatario suramericano.

Los ciudadanos provenientes de diferentes localidades del país empezaron a llegar desde la mañana de este sábado a la capital de la provincia del Azuay.

La jornada se desarrolló en medio de un organizado operativo de seguridad en el que intervienen la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas.

A las 17H00, hora prevista para el inicio del espectáculo musical, el estadio lucía lleno y en un ambiente festivo en el que se combinaban pancartas con leyendas de apoyo al mandatario, y banderas del tricolor nacional: amarillo, azul y rojo.

Más temprano, Correa emitió su habitual enlace radiotelevisado desde el coliseo de la Universidad Politécnica.

En reiteradas ocasiones, los asistentes gritaron “relección, relección”, no obstante, Correa no ha confirmado si participará como candidato en los comicios generales que se realizarán a inicios de 2013.