Llevarles alegría, tranquilidad y seguridad que cuentan con un Gobierno Sandinista que se preocupa por su salud física, nutricional y emocional, es parte de los objetivos que persigue el acompañamiento a 63 familias que se encuentran en el albergue Las Mercedes, en el distrito VI de la capital.

Estas familias además de contar con los servicios básicos, como agua potable, electricidad, atención médica y seguridad alimentaria, también tienen espacio para reír y disfrutar con las tardes recreativas que promueven los jóvenes de la Promotoría Solidaria.

En el albergue ubicado de los semáforos de residencial Las Mercedes una cuadra al sur, las madres, padres, niños y niñas, disfrutaron y rieron a grandes carcajadas con las presentaciones de de títeres, así como con las ocurrencias de los payasos que también regalan globos y les dibujan diferentes imágenes en sus rostros.

“Estamos muy bien atendidos, es bonito todo y nos han estado tratado bien a nuestros hijos y le doy gracias a Dios, pero también a nuestro Comandante Daniel Ortega, a su esposa (compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía) que nos tiene bien atendido y nos sacaron de donde estábamos corriendo riesgo”, manifestó la señora Ivania Martínez, que aseguró que cada vez que llovía, el cauce que está a pocos metros de donde residía, se desborda poniendo en peligro a todos los ciudadanos.

Doña Ivania, que residía en el barrio La Primavera, indicó que respaldan cien por ciento las medidas de ubicar a las familias en lugares seguros y “tenemos confianza que Dios va a derramar bendiciones a él (al Comandante Daniel) para compartirlas con nosotros, estamos pidiendo al Señor que lo bendiga para que también él nos bendiga a nosotros”.

Karina Ortega, también se divirtió mucho con su hijo Roger de 7 años, que reía cada vez que los payasos contaban un chiste, señalando que ahora tiene la seguridad que su hijo vivirá en pocos meses en un sitio seguro y no cerca de un cauce.

“Ha sido la atención y nos sacaron de un lugar que es bastante peligroso, nos tratan bien y estamos muy tranquilos, antes donde vivíamos era muy peligroso porque siempre se estaba con el temor del cauce que de desbordara, uno nunca estaba tranquilo, pero ahora en este lugar si lo estamos”, mencionó Ortega.

Agregó que están comiendo muy bien, el personal de salud está evaluando las condiciones de los niños y por las tardes están recibiendo reforzamiento escolar y la recreación por parte de los payasos.

La compañera Jennifer Ruiz de la Promotoria Solidaria, indicó que están trabajando en hacer sentir cómodas y tranquilas a las familias, particularmente a los niños y niñas “para que en estos momentos ellos puedan sentirse un poco felices porque sabemos que son momentos difíciles y en todos los albergues estamos llevando tardes recreativas y lo llevamos con mucho amor y con mucho cariño”.

En los diferentes albergues, funcionarios de las diversas instituciones sociales están llegando a realizar evaluaciones de las condiciones físicas de las estructura, además hay atención médica, se les está entregando paquetes de alimentos, colchonetas, frazadas, kit de cocina y de limpieza. Las familias que se encuentran en este albergue estaban residiendo en el barrio La Primavera, Santa Rosa, 18 de mayo y Walter Ferrety.