Menos de 3 minutos necesitaron un poco más de 300 funcionarios del Ministerio de Gobernación, en el edificio Silvio Mayorga, para desalojarlo ante la ocurrencia de un sismo de regular intensidad, que hizo sonar la alarma y con ello la puesta en marcha del ejercicio de simulacro de terremoto.

Es la tercera ocasión en los últimos meses que los compañeros y compañeras que trabajan en el edificio central del MIGOB, realizan un simulacro de emergencia, mismo que fue supervisado por las autoridades del Sistema Nacional de Prevención y Atención de Desastres (SINAPRED).

“Contamos con un plan de respuesta institucional como lo tienen todas las instituciones del estado y lo estamos ejecutando, pudieron ver el tiempo que duro el personal para bajar desde el piso número cinco, hacia las áreas de concentración que ya están estipuladas en el plan”, comentó el compañero Héctor Escoto de la Unidad Técnica de Enlace del MIGOB.

El ejercicio práctico de emergencia forma parte de la jornada de celebración del 35 aniversario de constitución del Ministerio de Gobernación (MIGOB), situación que coincidió con la emergencia amarilla que vive la zona del pacifico a raíz del terremoto de 7.3 en la escala de Richter del lunes anterior y de las emergencias causadas por las lluvias.

Norman Mora, del SINAPRED, indicó que constantemente los trabajadores del estado y de empresas privadas, están realizando simulacros por desastres naturales, particularmente para afrontar una eventual situación real de terremoto. En octubre se han realizado 25 simulacros en las instituciones del estado, otra cantidad similar se realizara en noviembre próximo.

“Tomando en cuenta las características de la edificación y la cantidad de personas que lograron evacuar, valoramos como positivo por el alto grado de preparación de cada uno de los funcionarios y el personal de respuesta que asistió inmediatamente a la situación que estaba planteada, por supuesto hipotética, pero estamos seguros que en una situación real el mismo comportamiento vamos a tener”, indicó Mora.

El compañero Marvin Urbina, que labora en el tercer piso del MIGOB, dijo que la principal lección, es que cuando se está preparando, las perdidas o daños humanos, incluso materiales “pueden ser mínimas y de eso se trata, que estemos capacitado y corrijamos los errores para evacuar en el menor tiempo posible”.