A través del Ministerio de Educación y con el apoyo de la Promotoría Solidaria de Juventud Sandinista, el Gobierno de Nicaragua garantizó la continuación del año lectivo 2014 para los niños y niñas cuyas familias fueron evacuadas y se encuentran en centros de albergue en Managua.

La medida que fue dada a conocer el pasado lunes por la Compañera Rosario Murillo, consiste en que las autoridades garantizan el traslado en bus para todos los niños y niñas albergados, que cursan la primaria, hacia los centros de estudio donde están matriculados.

En el albergue Arlen Siu, donde están ubicadas las familias que fueron evacuadas del barrio 18 de Mayo, decenas de niños y niñas fueron preparados por sus padres de familia para luego ser trasladados de forma segura hacia sus centros de estudio.

Destacó el apoyo organizativo de la Promotoría Solidaria, que acompañó a los niños hasta su reintegro, en este caso en el Centro Escolar Japón.

Madres y niños satisfechos con autoridades

Johanna Obregón, madre de 4 niños que cursan la primaria, explicó que la iniciativa es aplaudida por las madres de familia. “Por un tiempo me sentí afligida porque pensaba que ellos iban a perder el año escolar, pero ahora si está bien esto que ellos están haciendo de apoyarnos para que ellos terminen el año. Me siento segura porque ellos van con un responsable en el bus”, indicó.

El pequeño Anderson Arauz Obregón, comentó que el estudia el tercer grado de primaria y que es un buen alumno. “Soy muy estudioso, eso es lo que me gusta y está bien que nos apoyen para continuar estudiando”, indicó.

Santos Rivera, madre de una niña que estudia segundo grado de primaria, dijo que la estrategia del Gobierno para que los niños continúen sus estudios es muy acertada. “Está bien que está haciendo algo bueno por los niños para que terminen de finalizar su año. La niña va muy bien en clases y hubiese sido lamentable que perdiera el año porque ella va muy bien en sus estudios”, indicó Rivera.

Ana Corea, envió a sus dos niños a la escuela Japón, explicó que el traslado de los niños a sus centros de estudio significa que ellos no van a perder el año escolar. “En eso estábamos pensando que cuando los cambian de escuela los niños se desorientan, porque cambian profesores, pero en este caso ellos van a continuar en sus mismos colegios y con los mismos profesores y compañeros, eso nos garantiza que van a seguir con la misma iniciativa para estudiar”, comentó Corea.

Lisseth Flores, maestra del sexto grado en el turno matutino del Centro Escolar Japón, manifestó que el esfuerzo que hace el gobierno para que los niños no pierdan el año escolar es bien reconocido por la comunidad educativa.

“Los niños tienen derecho a continuar su desarrollo integral”, indicó la docente.

Por su parte Guadalupe Martínez, profesora del cuarto grado, recordó que la tragedia que vivieron los niños junto a sus familias no fue nada fácil.

“Ellos están atormentados, y es muy importante que ellos terminen sus clases aquí, porque ellos ya tienen conocimiento, ya conocen a sus maestros, a sus compañeros, mientras que si cambiaran de colegio sería como que volvieran a empezar, por eso lo más importante es que ellos continúen. Esta es una muy buena decisión que tomó el gobierno de haberles facilitado los buses para la educación de los niños”, afirmó.

Miembros de la Promotoría Solidaria informaron que en el Albergue Arlen Siu, hay 32 niños que cursan la primaria, de los cuales 13 estudian en el Centro Escolar Japón y otros 7 colegios restantes.

Indicaron que el traslado de los niños también abarca el regreso al centro albergue donde están sus familiares.