El Ministerio de Salud (MINSA) brindó un reporte de la situación epidemiológica de nuestro país, en la que se refleja una considerable reducción en los casos de Dengue, Leptospirosis, Influenza tipo A y B y Neumonía, en relación al año 2013, siendo esto posible a través de la captación temprana de los casos y la atención adecuada a los pacientes.

El doctor Roberto Giménez, Director de Servicios de Salud, afirmó que las brechas superadas con relación a la disminución de los casos se deben en gran manera a la disposición del Gobierno Central y la participación de la ciudadanía, la cual garantiza el control y eliminación de criaderos.

“Con relación al Dengue tenemos una situación favorable, ya que hasta el sábado 18 de octubre contamos con un reporte de 1 mil 524 casos confirmados, en contra posición con los 5 mil 236 casos presentados el año anterior, mostrando una reducción del 70%, no hay casos fallecidos por esta enfermedad. Actualmente contamos con 42 casos de Chikungunya, los que han evolucionado favorablemente” destacó.

“Hasta la fecha se han reportado 113 casos de Leptospirosis, a diferencia del 2013 que se reportaron 207 casos, representando un 45% menos, en el caso de la Influenza tipo A tenemos un registro de 271 casos a diferencia del año pasado que se nos presentaron 808 casos, sin embargo, en la Influenza tipo B tenemos un incremento bastante grande, hemos pasado de 41 casos en el 2013 a 491 casos este años, no reportándose ninguna muerte por esta causa” señaló.

En el caso de la Neumonía se reportan 96 mil 70 casos que representan un 27% menos que el mismo período del 2013, en este caso hay 160 personas fallecidas por esta enfermedad sin embargo es un 22% menos de fallecidos que en el 2013.

La importante reducción en los casos de las enfermedades antes mencionadas es posible gracias a la aceptación de cada una de las medidas higiénicas que ha venido brindando el Minsa a la población, acciones como el lavado de manos, la limpieza de las viviendas, el apoyo y participación de los ciudadanos en las jornadas de abatización y desratización y la constante asistencia a las unidades de salud para ser atentidos de forma temprana ante los síntomas de los padecimientos.