El colorido, la ingeniosidad y la creatividad de nuestros artesanos se pone de manifiesto en cada una de las piezas que son exhibidas y ofertadas en la Villa de las Artesanías en el pintoresco y turístico municipio de Catarina, que sigue atrayendo a decenas de visitantes nacionales y extranjeros.

Inaugurada en el 2008, la llamada Villa de las Artesanías, acoge a unas 40 familias artesanas que se dedican a la venta de artesanías y venta de plantas ornamentales. También puede adquirir muebles de madera de fino tallado en el negocio Muebles Rústicos del señor Mauricio Gallegos.

En este lugar hay una amplia variedad de artesanías elaboradas de barro, como mariposas, sapos, patos, jarrones de diversos tamaños y colores, todo esto en precios que oscilan entre los 60, 80, 100, 200 y 300 córdobas o más.

Pero no solamente en la Villa de las Artesanías puede encontrar bellezas, nos adentramos en la ciudad y miramos bellas piezas de cerámica y muebles rústicos, perfectos para decorar un ambiente familiar, el patio o porche de nuestra vivienda.

“El lugar es fresco, acogedor, nos gusta venir a comprar plantas y artesanías, es la tercera vez que venimos”, expresó un ciudadano de origen suizo que intercambió un par de palabras con nosotros.

“Perfectamente el lugar atrapa, el mirador de Catarina es espectacular, los nicaragüenses deberíamos de visitar nuestro país más seguido y no se necesita gastar grandes cantidades de dinero para hacer turismo, venimos en familia, es muy bonito este municipio”, comentó Alcides Gutiérrez, mientras observaba las artesanías en el negocio familiar de Arlen Guerrero.

La familia de Arlen tiene unos diez años de vender artesanías, comentó que gracias al Gobierno Sandinista y al Instituto de Turismo, las ventas han mejorado desde que se inauguró la Villa de las Artesanías.

“Gracias a Dios nos ha ido bien en nuestro negocio por la publicidad que nos dan los medios y la misma población que sabe que damos precios favorables. Ofrecemos artesanías en barro y madero y los precios se cotizan entre 100, 120 y los jarrones grandes más de 600”, indicó Arlen.

Doña Karla Loásiga, comentó que en Muebles Rústicos trabajan la madera cedro real y que cada pieza es secada al horno, lo que da un acabado grandioso a los muebles, comedores, espejos, exhibidores.

“La diferencia son nuestros diseños, vas a ver que no son comunes, son clásicos los tallados y los acabados, esa es la diferencia”, dijo doña Karla.

Boanerges Molina, indicó que las artesanías que más se venden son las pequeñas, “eso es lo que más le gusta a los extranjeros, siempre nos compran, les gusta venir, conocer y tomarse fotos con las piezas que nosotros vendemos, vienen a llevar a comprar”.

Otro punto muy visitado en Catarina, es su hermosa iglesia que data desde 1817 con un espectacular estilo colonial. La iglesia posee murales pintados en el cielo raso, que realzan su interior, con imágenes de la Virgen, Cristo Resucitado, Espíritu Santo, Santísima Trinidad y la Sagrada Familia.