El presidente de Cuba, Raúl Castro, inauguró este lunes a la Cumbre Extraordinaria sobre el ébola convocada por la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), haciendo un llamado a las naciones de América del Norte a participar conjuntamente en la lucha contra el ébola.

Castro manifestó que el ALBA y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) tienden una propuesta de cooperación colectiva, que puedan contribuir a la capacitación del personal de la salud, para diseñar y aplicar medidas eficaces para la prevención del ébola, dándole prioridad a países como Haití y del Caribe.

Afirmó que los colaboradores cubanos que actualmente prestan servicio en América Latina y el Caribe están dispuestos a ayudar y ofrecer asesoría.

"Si esta amenaza no se frena en África Occidental (...), puede convertirse en una de las pandemias más graves de la historia de la humanidad", agregó el gobernante cubano, quien destacó que "por las venas de nuestra América corre sangre africana".