La Promotoría Solidaria de Juventud Sandinista compartió una mañana de alegría con los niños del albergue Padre Fabreto, ubicado en el distrito dos, quienes disfrutaron de las piñatas, payasos, brinca- brinca y los juegos tradicionales, permitiéndoles de esta manera a los pequeñines asumir con más tranquilidad el hecho haberse trasladado a un nuevo sitio.

Con la sonrisa dibujada en sus rostros, las niñas y niños del albergue disfrutaron de las ocurrencias de los payasos, quienes a su vez les obsequiaron globos, les realizaron dibujos en las caritas y les obsequiaron dulces, acción que es muy bien vista y valorada por los padres de familia, quienes agradecen el acompañamiento del Gobierno Sandinista y de la comunidad organizada.

“La iniciativa de traerles alegría a nuestros hijos es algo muy bueno porque con el cambio de vivienda ellos se sientes extraños y al traerles distracción ellos se van a sentir en familia. La verdad es que todos estamos contentos de estar en el albergue porque la atención es muy buena, estamos más seguros y por eso le agradecemos al gobierno” manifestó Bertha Gutiérrez.

“Hasta los viejos nos sentimos alegres con las atenciones que nos están brindando, estamos siendo muy bien atendidos, no hemos pasado necesidad y estamos más que agradecidos por todo lo que hacen por nosotros” afirmó Nubia Largaespada.
“Muy excelente la idea de la juventud de venir a brindarles un poco de alegría a nuestros hijos porque de esta manera no se aburren, sabemos que hemos dejado nuestras casas y a veces los niños no entienden la situación, por eso es buena la idea de traerles distracción” señaló Amanda Martínez.

Promotoría Solidaria acompañando a la niñez

La disposición de los jóvenes promotores no se ha hecho esperar, con el entusiasmo que los caracteriza han llenado de amor a los niños y niñas de los albergues, haciendo efectiva la disposición del Gobierno Sandinista de acompañar en todo momento a las familias que han sido trasladadas a los centros de albergue.

“Estamos acompañando a nuestra niñez en los albergues, sabemos que el trance de haber dejado sus viviendas y ubicarse en un nuevo local es una situación que muchas veces los niños no entienden y por eso estamos aquí brindándoles amor, alegría y sobre todo que ellos vean en nosotros a un amigo o un miembro más de su familia” afirmó Enrique Domínguez.

Por otra parte, la compañera Karla Núñez, delegada de la alcaldía, destacó que continúan con traslado de las familias al albergue, lo cual les garantiza su seguridad y la tranquilidad de estar en un espacio digno.

“Hasta el momento tenemos 51 familias en el albergue con un total de 207 personas, sin embargo los traslados continúan, seguimos aquí brindándoles acompañamiento a nuestros compañeros, ya tienen las condiciones garantizadas, se les han entregado alimentos, colchonetas, frazadas y por supuesto el calor humano, para que ellos sientan el respaldo de nuestro buen gobierno” concluyó.