El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, en coordinación con las alcaldías municipales de Belén y Potosí en el departamento de Rivas, y de Nandaime en el departamento de Granada, continua brindando asistencia a las familias que resultaron afectadas por las lluvias en esa región del sur del país y cuyas viviendas quedaron anegadas o se desplomaron con el agua.

En este sentido, con la colaboración de los pobladores de las mismas comunidades y de los mismos protagonistas se ha iniciado la construcción de las nuevas viviendas que les brindarán seguridad a estas familias cuyas casas quedaron en condiciones inhabitables.

El Alcalde de Nandaime, José Guillermo Martínez, afirmó que como Gobierno Municipal y cumpliendo con las orientaciones brindadas por el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, se atendió de forma inmediata la situación de las familias trasladándolas a los centros de albergue y ahora procediendo a la construcción de sus viviendas para que en pocos días puedan estar nuevamente de regreso en sus casas.

“Vamos por buen camino, gracias al Comandante Daniel, a la Compañera Rosario al día siguiente vinieron ya los constructores para hacer 18 casas ya nuevas reactivadas a los compañeros del Manchón que son dos a los inmediato y Paso Real que son 7”, añadió Martínez.

Ana Patricia Padilla, Alcaldesa de Belén, Rivas reiteró que el Comité Municipal de Prevención de Desastres actuó de forma inmediata dando respuesta a la población afectada, trasladándolas a los centros de albergue activados y que ya se están construyendo las nuevas viviendas a las familias que sufrieron mayores afectaciones.

“Se les dio respuesta con la alimentación, las colchonetas, se las ha visitado porque estamos coordinados con el Minsa, se han hecho la visita casa a casa con la cloración de pozos, porque en Ochomogo tuvimos el problema de la contaminación de las aguas, pero se ha estado dando respuesta y ahorita lo estamos viendo, ya está concluyendo prácticamente la construcción de la primera vivienda que envió el Comandante a esta familia, una madre soltera con cuatro hijos que la encontramos llorando el primer día, le dijimos que nos esperara la primera noche y el Comandante (Daniel) en la noche le envió el material, no se esperaba eso, fue una sorpresa y una alegría para ella, ahora va a tener una vivienda digna ella y sus hijos”, añadió la Alcaldesa.

María Isabel Juárez Rocha, habitante de El Manchón comunidad de Nandaime, afirmó sentirse muy agradecida por el apoyo que el Gobierno Sandinista les ha brindado al construirles y entregarles una casa completamente nueva donde podrá habitar junto a su esposo y su hija dignamente y superando la dura etapa que pasaron con la inundación de su comunidad y la caída de su casita.

“Le doy gracias al Presidente y a Rosario por darme donde vivir y ahora le doy gracias a Dios y no lo creo, porque cuando estaba el otro Alcalde le pedía ayuda y nunca me hizo caso, yo dormía con mis hijas en el suelo […] ahora le doy gracias a Dios también que tengo una casa porque siempre he sacado a mis hijas adelante sola, porque no he tenido ayuda de sus papas porque desaparecieron del mapa”, dijo Fátima del Rosario Vargas, habitante del Amparo en el municipio de Belén.

Hugo Tomás Peña, habitante de Potosí, dijo sentirse muy contento por la ayuda oportuna que recibió y que le permitió junto a su familia sobrevivir al desborde del río y llevarlos a buen resguardo y por el momento permanecer seguros en el albergue del municipio mientras aguardan por su vivienda que está siendo construida.

“Nuestra casa fue inundada por la corriente que viene de la alcantarilla, en ese momento yo me dirigía a mi trabajo y cuando eran las 6:00 de la mañana mi casa estaba inundada, fuimos evacuados, nos llevaron al colegio, ahí estuvimos y recibimos ayuda de nuestro Gobierno con comida, yo tengo dos niños y los tenía enfermos y pues gracias a Dios vinieron los del Minsa, nos trajeron donación y agradecemos al Gobierno por el apoyo y ahorita aquí me están construyendo mi casita”, expresó Olga Concepción Solís Potosme, habitante de Paso Real en Nandaime.

La Alcaldesa de Potosí, Maritza Martínez detalló que se han desarrollado jornadas de salud para atender a la población que resultó afectada con las inundaciones, valorarlas clínicamente y suministra la medicina necesaria para garantizar el bienestar físico de esas personas.