Las familias de los barrios 18 de Mayo y Carlos Núñez que se encontraban en situación de riesgo debido a las condiciones climáticas y la vulnerabilidad de los sitios donde habitaban se encuentra fuera de peligro, gracias a la iniciativa del Gobierno Sandinista de trasladarlos a los albergues, donde están siendo atendidos por el Ministerio de la Familia, la Promotoría Solidaria, la Defensa Civil y otras instituciones que trabajan en conjunto para garantizarles su bienestar.

Hasta el momento un total de 28 familias del barrio 18 de mayo se encuentran en el albergue Arlen Siu, sin embargo las autoridades señalaron que en total son 178 las familias que serán trasladadas a este sitio en el que sus vidas están garantizadas. De igual forma 16 familias del barrio Carlos Núñez han sido trasladadas al albergue Padre Fabreto y en horas de la tarde tienen estimado trasladar a 45 familias más.

“Desde ayer se están recibiendo a las familias del barrio 18 de mayo, ahorita las instituciones están activadas brindándoles atención, se les ha entregado colchonetas, provisiones y en las próximas horas estará habilitada la cocina la cual les permitirá tener mejores condiciones donde preparar sus alimentos” manifestó Marcia Ramírez, titular del Ministerio de la Familia.

“Cada una de las familias que ingresan al albergue se les llena una ficha única, con el objetivo de tener un control de las condiciones de cada uno de ellos, la cantidad de miembros de la familia y de esta manera tener un registro de la atención y el abastecimiento que les vamos a brindar” añadió.

Familias agradecen apoyo del gobierno

Las humildes familias que han sido trasladadas hacia los dos albergues manifestaron sentirse agradecidas con el Gobierno Sandinista porque los han ubicado en un espacio seguro, en el que no sienten temor de ser afectados por algún incidente como el ocurrido hace unos días.

“Me siento más tranquila de estar en este albergue, nos han tratado con mucho cariño y la atención es buena, la verdad es que es mejor estar aquí porque donde vivíamos estábamos en riesgo pues vivíamos a la orilla de un cauce y muchas veces se rebalsaba” expresó Desiré Álvarez.

“Trasladarnos a este albergue ha sido una buena idea, en este albergue nos sentimos más seguros ya que el barrio después del derrumbe de la pared se volvió más peligroso, estamos confiando en el gobierno y en ese apoyo que nos brinda casa vez que es necesario” dijo Jessenia Vendaña.

Promotoría Solidaria y Ministerio de Salud al frente de la situación

Brindarles atención especial a la niñez en estos momentos de dificultad es una de las tareas que realiza la Promotoría Solidaria, quienes realizan actividades para los más pequeñines, esto con el objetivo de que ellos se sientan seguros y respaldados.

“Nosotros desde nuestro espacio estamos trabajando con la niñez, recordemos que muchos de ellos no entienden el porqué han dejado sus casas, entonces nosotros estamos ayudándoles a superar esa situación para que ellos se sientan tranquilos en los albergues como si estuviesen en sus casas” manifestó Leonor Hernández.

De igual forma, el Ministerio de Salud se ha instalado en los centros de albergues donde les brinda atención médica a todos, garantizándoles de esta manera excelentes condiciones de salud.

“Estamos un equipo de tres compañeros del Centro de Salud Silvia Ferrufino atendiendo a los compañeros del albergue, contamos con un rol de turnos para que los compañeros a diario reciban atención médica, las principales atenciones que hemos brindado son algunas enfermedades respiratorias y enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión” dijo Gloria Delgadillo, encargada del puesto médico.

De esta manera, el buen gobierno sandinista trabaja por la seguridad y tranquilidad de estas humildes familias, quienes desde el primer momento de la emergencia han sido atendidas con mucho amor.