La disposición del Gobierno Sandinista de evacuar a las familias que habitan en lugares vulnerables de la capital no se ha hecho esperar, en horas de la noche de este viernes y luego de haber realizado la previa persuasión de las familias del barrio Carlos Núñez en el distrito II de abandonar sus humildes viviendas, ubicadas a orilla de un barranco cercano al lago Xolotlán y al cerro Los Martínez, los miembros de la Unidad Humanitaria de Rescate (UHR) de la Defensa Civil en conjunto con la Alcaldía de Managua, realizaron el traslado de las 36 familias pobladoras del sector.

Portando sus enseres y lo más necesario, las humildes familias se despedían de lo que por algunos años fue su hogar, dejando en el sitio muchos de sus recuerdos, pero con la firme confianza en el Gobierno Sandinista y en las acciones que realizan de forma constante para garantizarles su bienestar.

“Estamos acatando las orientaciones brindadas por el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, sabemos que en cualquier momento podemos quedar atrapados en este cerro y es mejor irnos del barrio. No habíamos tenido un gobierno como este, quienes se preocupan por nosotros, yo sé que el gobierno sabe la necesidad de los pobres y por eso hoy nos vamos de aquí”, afirmó Estanislao Bermúdez.

“Desde que nos avisaron estamos listos para irnos, es importante que salgamos de este lugar porque es peligroso, es importante garantizar la vida de nuestra abuelita y los niños, estamos confiando en la palabra de nuestro presidente y por eso nos vamos sin oponernos”, afirmó Heyling Úbeda.

“Tenemos que irnos porque ese abismo es peligroso sobre todo por los niños, no debemos oponernos a lo que el gobierno ha dispuesto, además este es el único gobierno que se ha preocupado por nosotros. En mi familia somos cuatro y sé que estoy garantizando el bienestar de mis hijos”, afirmó Jairo Ordoñez.

Promotoria Solidaria y Alcaldía de Managua al frente de las tareas encomendadas

Una vez más los jóvenes de la Promotoría Solidaria de Juventud Sandinista se sumaron a la tarea de evacuar a las familias más necesitadas, colaborando a su vez en el apoyo emocional de las personas, quienes con mucha tristeza están dejando el sitio donde habitaron por más de diez años.

“Son 40 compañeros de Juventud Sandinista los que estamos apoyando el traslado de nuestros hermanos, participando en las acciones de prevención de desastres que impulsa nuestro gobierno. Estamos colaborando a trasladar a los pobladores hacia el albergue y dándoles acompañamiento sobre todo a los niños y los adultos mayores, destacándoles que estas acciones son un mecanismo de resguardo de sus propias vidas” manifestó Lens Pérez, coordinador de Juventud Sandinista.

Así mismo, las autoridades de la comuna capitalina afirman que la disposición de las familias es fundamental, puesto que sin oponer resistencia alguna han accedido a su traslado, llevando consigo lo necesario.

“Gracias a Dios las familias accedieron al traslado hacia un lugar seguro, todos están llevando sus enseres, ropa y algunas de sus pertenencias, recordemos que este barrio es uno de los más críticos del distrito y por ello estamos dando una respuesta inmediata, para evitar de esta manera hechos lamentables” concluyó Karla Núñez, delegada de la alcaldía en el distrito II.