El Gobierno Sandinista continúa brindando respuesta a las necesidades de la población a través de la venta de frijoles solidarios, los que a bordo de los puestos móviles llegaron hasta el barrio Julio Buitrago en el distrito II de Managua, donde sus pobladores adquirieron el producto de forma ordenada y las cantidades necesarias para la alimentación de al menos 15 días.

La venta de frijoles solidarios permite que las familias de escasos recursos económicos adquieran el producto a un costo de 15 córdobas por libra, lo cual representa un ahorro significativo de dinero, así mismo los propietarios de pequeños negocios de venta de comida y frijoles cocidos señalaron que gracias al programa que desarrolla el gobierno han logrado mantener sus pequeñas fuentes de ingreso.

“La venta de los frijoles solidarios viene a beneficiar a todos los que vendemos comida en las fritangas ya que nos permite mantener los precios de nuestras comidas y de esta manera mantenemos nuestra clientela, estamos agradecidos con el gobierno porque hace posible estas bendiciones para el pueblo”, manifestó Yanela Sequeira.

“Los frijoles que compré los utilizo para venderlos cocidos y para el consumo de la casa, al comprarlos en los puestos móviles logramos obtener un poco más de ganancias, porque al comprarlos a 15 córdobas puedo mantener la cantidad que doy por cinco y diez córdobas y de esta manera todos nos beneficiamos. La calidad del producto es buena, se coce en menos tiempo y ahorramos en el consumo de leña”, señaló Bili Flores.

“Es importante que vengan a los barrios la venta de frijoles porque de esta manera garantizamos nuestra economía, porque los frijoles son un producto del consumo diario, compré diez libras las que me van a permitir comerlos durante unas dos semanas” destacó Francisco Mendoza.

La venta y distribución de los frijoles solidarios se realiza de forma organizada gracias al trabajo que realizan los miembros de los Gabinetes de la Familia del sector, quienes a su vez garantizan que los propietarios de los pequeños negocios obtengan una mayor cantidad del producto.

“Como estructura comunitaria estamos garantizando la venta de los frijoles con el fin que todo se haga de forma ordenada y de forma equitativa, a los vendedores de frijoles cosidos se les vende un poco más de libras para que puedan mantener sus pequeños negocios, todo el tiempo la venta del frijol solidario es un éxito porque la gente gusta de la calidad del producto” concluyó Nidia Díaz, secretaria política.