Marcadas, así han quedado varias familias del barrio 18 de Mayo tras la fuerte lluvia caída en horas de la noche de este 16 de octubre, ocasionando el derrumbe del muro perimetral de la residencial Lomas del Valle, que colapsó soterrando tres viviendas, dejando atrapadas a unas 13 personas.

Finalmente, se rescataron los cuerpos sin vida de 9 personas enterradas, y sobrevivieorn cinco, incluyendo dos menores que fueron rescatados de entre el alud por la UHR.

Los fallecidos responden a los nombres de: Jenny Rayo Estrada, de 15 años; Douglas Javier Orozco, de 18 años; José García Estrada, de 17 años; Yolanda del Carmen Talavera, de 50 años; y el niño de 5 años, Oscar Andrés Guzmán.

A pesar de tristeza que embarga al pueblo nicaragüense con esta tragedia, en medio de tanto dolor, fueron rescatadas milagrosamente con vida dos menores de edad, la niña Cherlly Ruiz Bello Vásquez, de 3 años, y Elisabeth Abigail Vásquez de 6 años, quienes con su voz suave y angustiada respondían al llamado de los rescatistas quienes les hablaban para lograr su ubicación.

Además, se rescató a Marcos Bello, de 27 años, y dos personas más, quienes fueron trasladadas inmediatamente al hospital Manolo Morales.

El impresionante alud, por más de cinco horas hizo difícil la búsqueda y rescate de las víctimas, sin embargo, se realizó lo humanamente posible para sacar con vida a las personas atrapadas.

Al lugar se hicieron presentes autoridades de la Alcaldía de Managua, Ejército de Nicaragua, Policía Nacional, Defensa Civil, bomberos y Juventud Sandinista, entre otras, enfrentándose a la difícil situación en medio de la lluvia intermitente y el poco acceso del lugar empinado, que para llegar exigía cruzar un cauce y algo de vegetación en medio de la oscuridad de la noche.

La Unidad Humanitaria de Rescate (UHR) desplegó todas sus capacidades en las labores de rescate, haciendo uso de la técnica canina para encontrar más personas enterradas.

Gobierno da respuesta inmediata a familiares de víctimas de tragedia

El gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo de manera inmediata ordenó el rescate de las víctimas y el acompañamiento a los familiares de los fallecidos.

Marbellí Centeno, familiar del joven fallecido Douglas Javier Orozco, manifestó sentirse apoyada en el difícil momento que está pasando.

“Nos están dando mucho apoyo a nosotros los familiares, nos sentimos muy agradecidos y sabemos que nos va a seguir apoyando”, afirmó.

El compañero Fidel Moreno, secretario general de la Alcaldía de Managua, indicó que las orientaciones son “tratar de rescatar con vida a más personas, cada momento que pasa es más difícil, sin embargo esperamos encontrar más vidas e igualmente atender a las familias de los demás distritos afectados”.

Los vecinos del lugar están consternados, lloran al ver el desastre y los cuerpos sin vida de las víctimas, quienes vivían en humildes viviendas construidas con plástico, zinc y tablas.