El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, se reunió la noche de este martes con el Director General del Fondo OPEP para el Desarrollo Internacional (OFID), Suleiman Jasir Al-Herbish, de visita en nuestro país desde el pasado domingo.

En esta oportunidad, el Presidente Daniel agradeció en nombre del pueblo y Gobierno de Nicaragua el apoyo solidario que el país recibió de la OPEP, en los momentos más difíciles, durante la primera etapa de la Revolución Sandinista.

Daniel recordó que después del triunfo de la Revolución en 1979, el Gobierno Sandinista le dio al tema de la energía una prioridad inmediata, que lo llevó a construir la primera planta geotérmica en las faldas del Volcán Momotombo.

Explicó que el gobierno tenía proyectos en la zona central del país, que contaban con el apoyo del bloque socialista, como la Unión Soviética y Bulgaria, entre otros países amigos, pero muchos de los mismos fueron abandonados como consecuencia de la guerra de agresión impuesta por el Presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, contra Nicaragua.

“El presidente Reagan nos lanzó la guerra y eso se convirtió en una zona de combate; el objetivo eran todos los proyectos sociales, asesinaban maestros, médicos, destruían puestos de salud, escuelas, destruían maquinaria que estaba construyendo carreteras. Todos los ingenieros que estaban en el campo se convirtieron en un blanco y tuvimos que retirarlos. La política americana es tan brutal que la guerra la acompañaron de un bloqueo y minaron el puerto de Corinto”, recordó.

Explicó que en esos años Estados Unidos presionó a gobiernos amigos para que no comercializaran sus productos, entre ellos el petróleo y sus derivados, con Nicaragua.

A pesar de todo, mencionó que hubo países como Cuba, Bulgaria, Unión Soviética, que mantuvieron la cooperación solidaria con Nicaragua.

“Ahí Fidel nos ayudó mucho y cada país ponía parte de las cuotas que Nicaragua demandaba, en un acto de generosidad y solidaridad muy importante que nos permitió resistir a la guerra, la agresión, el bloqueo, a derrotarlo”, expuso.

Particularmente, recordó que en ese tiempo el Gobierno Sandinista hizo una solicitud a la OPEP y el organismo dio una respuesta muy positiva.

“En los momentos más difíciles y más duros para el pueblo nicaragüense, no olvidamos esa solidaridad que la OPEP le brindó a nuestro país en un momento doloroso. Quiero manifestar nuestro agradecimiento, nuestro reconocimiento a la OPEP que tuvo la decisión y la fortaleza de darle la mano a Nicaragua, cuando Estados Unidos le decía a países poderosos como Alemania Federal, Inglaterra, Japón, que no podían darle nada a Nicaragua, que debían sumarse al bloqueo contra Nicaragua, un bloqueo donde ellos presionaban a los países europeos y había países europeos que cedían a la presión norteamericana”, aseguró.

Viviendo en una nueva etapa

Luego de recordar el pasado de lucha de Nicaragua y la solidaridad de naciones y organizaciones como la OPEP, Daniel aseguró que hoy estamos viviendo una nueva etapa, en la cual se priorizan la educación, la salud y la energía como factores fundamentales para atacar la pobreza.

“Ya en estas nuevas condiciones, con una nueva situación global, y sobre todo con un fortalecimiento de la soberanía latinoamericana y caribeña, esto nos ha permitido que el proyecto de Nicaragua vaya caminando a pesar que tenemos enemigos poderosos que tratan de destruirlo”, explicó.

Enmarcó que el nuevo proceso que vive Nicaragua y Latinoamérica tiene sus bases en la fundación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que se comprometió en Brasil, se le dio nombre en México y nació en Venezuela, con el Presidente Chávez al frente.

“Fue un momento histórico, África ya tenía su organización de la Unidad Africana y en América nos tenían divididos”, recordó Daniel al tiempo que valoró que ahora se vive en un nuevo contexto global con un balance multipolar.

El Presidente mencionó que el reto para los países es en primer lugar erradicar la pobreza, pero eso pasa por llevar la energía a los pueblos, y con ella se lleva salud, educación, trabajo y fuentes básicas para el desarrollo del país.

Modelo de alianzas garantiza avance y estabilidad

El Presidente detalló que en los últimos años Nicaragua ha logrado mantener un crecimiento económico del 4%, con un principio de distribución que permite ir sacando de la pobreza a la población.

“Estamos en esa batalla y hemos logrado avanzar, hemos logrado establecer una gran alianza con los trabajadores, campesinos, productores, empresarios, y esto nos da mucha estabilidad y sobre todo la estabilidad descansa en lo que es el contar con un Ejército y una Policía que nació de la Revolución que aprendió a trabajar con la población y que a pesar de la pobreza en Nicaragua ha logrado ser un punto de contención del narcotráfico y el crimen organizado”, explicó.

Daniel también manifestó que Nicaragua avanza incorporando la energía renovable a partir de plantas geotérmicas y otros proyectos de generación.

El Presidente resaltó que nos encontramos en una nueva realidad “donde surgen otros proyectos como el proyecto del Canal, pero mientras tanto nosotros tenemos que seguir fortaleciendo nuestra propia realidad económica, social, productiva, energética y social, seguir fortaleciéndola, seguir desarrollándola e ir avanzando hacia esos objetivos”, indicó.

OPEP: seguiremos trabajando con Nicaragua

El Director General del Fondo OPEP para el Desarrollo Internacional (OFID), Suleiman Jasir Al-Herbish, aseguró al Presidente Daniel Ortega Saavedra, la decisión de esa organización de continuar trabando con el país e hizo un reconocimiento por el nivel de operaciones que tienen Nicaragua y Opep, el cual es impresionante.

Al-Herbish, recordó que en 1979 la OPEP hizo un esfuerzo especial para traer ayuda a Nicaragua y destacó que ahora ese organismo maneja una agenda común en temas de energía y suministro de energía a las personas más necesitadas.

El representante de OPEP, relató su visita a las comunidades y familias donde el gobierno Sandinista restituye el derecho de acceder a la energía eléctrica de calidad.

“Nos reunimos con las comunidad y vimos uno de sus sueños hechos realidad. Hablamos con la gente, vimos a las familias. Lo que nosotros estamos haciendo y que también hace usted, nos complace mucho tener la agenda compartida”, comentó.

Explicó que en el año 2000 la comunidad mundial declaró las 8 metas del milenio para combatir la pobreza y destacó el apoyo de OPEP para erradicar la pobreza a través de la energía.

Destacó que en el 2008 el organismo lanzó la iniciativa “Energía para los Pobres” que ha contribuido con el acceso eléctrico en comunidades rurales de países en vías de desarrollo, haciendo uso de fuentes convencionales y renovables.

Explicó que la energía es el hilo dorado que une todas las metas del desarrollo sostenible. “Tiene tres pilares: el económico, el ambiental y el social y utiliza la energía para unirlos. La buena noticia es que en el año 2015 van a expirar las metas del milenio y tendremos las metas de desarrollo sostenible y la energía va a estar en una posición única”, aseguró.

Al-Herbish felicitó al Comandante Daniel por su decisión en el año 2007 para llevar el acceso de la energía a todos los nicaragüenses, especialmente a las familias que viven en las zonas rurales y aseguró que con esa decisión Daniel se colocó por delante de las iniciativas de Naciones Unidas y de la OPEP.

Asimismo, Al-Herbish, destacó el rol de la OPEP para el apoyo de las familias palestinas cuyo territorio ha sido destruido por la guerra. Dijo que apoya a las familias que han quedado sin techo, sin agua y sin futuro y comentó que existen 58 campos de refugiados viviendo por debajo de cualquier estándar.

Finalmente reiteró la invitación al Presidente Daniel para que visite la sede de la OPEP en la ciudad de Viena, donde podrá conocer más el trabajo que desarrolla ese organismo.

Firmó acuerdos de prestamo para mejoramiento de carreteras

Al-Herbish, durante su estadía en nuestro país, realizó un recorrido por proyectos de infraestructura vial y electrificación que impulsa el Gobierno Sandinista y se reunió con autoridades gubernamentales de estas carteras.

Durante estas visitas, el alto funcionario reconoció los avances del país en materia de construcción y mejoramiento de caminos y carreteras, así como de instalación de infraestructura eléctrica en las zonas rurales, materias en las que el organismo que representa ha prestado su colaboración.

Al-Herbish firmó también con el Ministro de Hacienda, Iván Acosta, un acuerdo de préstamo por el orden de los US$9.4 millones, que serán utilizados para el mejoramiento de la carretera San Juan Río Coco-Las Cruces, cuyo proceso de construcción tendrá una duración de 12 meses.

El tramo mencionado tiene una longitud de 14 kilómetros, espacio en la que se ubican las comunidades de Palacagüina, Telpaneca, San Juan Río Coco, las Cruces y Quilalí, una de las principales regiones productivas del departamento de Nueva Segovia.

El costo total del proyecto es de US$9.5 millones, de los cuales 9.4 son otorgados por el fondo de la OPEP a un plazo de 20 años, con 5 años de gracia y una tasa de interés del 1.75% anual. El Estado de Nicaragua dispondrá de una partida de 100 mil dólares.