Hace tiempo que Microsoft está en una compleja posición dual: por un lado, como proveedor multiplataforma de servicios (el Office es el ejemplo por excelencia); por otro, como fabricante de dispositivos (la tableta Surface, los Lumia). Con la llegada de Satya Nadella como nuevo líder de la compañía, el foco manifiesto de la empresa es -según Nadella- "la Nube y lo móvil ante todo".

Esta parece ser la razón por la que en menos de una semana Microsoft publicó dos aplicaciones multiplataforma (gratis).
Por un lado está Microsoft Xim, compatible con Android, Windows Phone y, en breve, iOS. Es una aplicación que busca simplificar el compartir grupos de fotos en forma temporal, al estilo Snapchat y otros. Pero un punto interesante es que quien recibe la foto no necesita tener la aplicación instalada; puede verla en la Web con un navegador común; las fotos se pueden publicar desde el teléfono o provenir de OneDrive, Dropbox, Facebook o Instagram.

Skype, por su parte, republicó Qik , un pionero en el streaming de videos desde el teléfono (fue comprado por Skype en 2011). El nuevo Qik también funciona en Android, iOS y Windows Phone, y es una suerte de mensajero instantáneo, pero con foco en el envío de videos; permite crear grupos, chatear y demás; y permite usar 12 videos pregrabados como respuesta (al estilo de los emoji o los GIFs animados) en una conversación.