Un total de treinta médicos y enfermeras miembros del Movimiento de Médicos Sandinistas, se dirigen hacia el departamento de Rivas a brindar sus servicios a las familias que han resultado afectadas por las lluvias registradas en nuestro país en los últimos días. Con mucha disposición y solidaridad, el contingente médico visitará seis albergues ubicados en los municipios de Potosí y Belén.

El compañero Enrique Beteta, Secretario General del Movimiento de Médicos Sandinistas, afirmó que una vez más los trabajadores de la salud se disponen a trabajar en pro de la salud de las familias nicaragüenses, llegando hasta los lugares donde sus servicios son de suma necesidad.

“La Federación de Trabajadores de la Salud y el Ministerio de Salud nos hemos dispuesto a brindar nuestro aporte ante la necesidad de las familias de Rivas. Vamos a brindar atención médica y acompañamiento a la población, tomando en cuenta que estas situaciones generan alguna tensión y provocan algunos problemas de salud, los cuales serán atendidos por nosotros” manifestó.

“En caso de que las personas albergadas presenten padecimientos o afectaciones mayores, serán trasladados a las unidades de salud más cercanas, recordemos que las lluvias han sido constantes, por tal razón los Médicos Sandinistas en conjunto con las unidades de salud de la zona, podremos brindar la atención que la población amerita” añadió.

La solidaridad y compromiso de salvar vidas de los médicos son algunas de las razones por las que una vez más los médicos y el personal de enfermería se han dispuesto a brindar su aporte ante la emergencia que viven los pobladores de Rivas.

“Estamos encaminados a apoyar a la población nicaragüense que están siendo afectados por las lluvias, nosotros como médicos nos hemos comprometido a brindar nuestros servicios, garantizándoles la atención médica necesaria y brindándoles los medicamentos que sean necesarios para garantizarles su bienestar” concluyó Salvador González.