Los investigadores de la Universidad de Granada que han participado en este estudio pertenecen al departamento de Química Farmacéutica y Orgánica y al Instituto de Biotecnología.

Según ellos, estos compuestos servirían como inhibidores de la enzima óxido nítrico sintasa (NOS) que se relaciona con este tipo de enfermedades.

Algunos de estos fármacos han sido probados en ratas y presentan "unas propiedades farmacológicas muy interesantes, ya que son mucho más eficaces que la melatonina" a la hora de inhibir la enzima NOS en modelos de Parkinson, según informa en un comunicado la Universidad de Granada.

La melatonina es una hormona secretada por la glándula pineal que produce efectos inhibitorios a nivel del sistema nervioso central en ratas y humanos, por lo que tiene propiedades anticonvulsivantes y neuroprotectoras.

Estas propiedades se pueden interpretar por su capacidad de inhibir la formación de óxido nítrico, implicado en numerosos procesos fisiológicos y patológicos, por lo que su producción debe ser regulada.

Actualmente, la ciencia persigue como objetivo terapéutico "el desarrollo de inhibidores potentes y selectivos de cada isoforma de la NOS, lo que supondría poder controlar determinados estados patológicos, además de ayudar a definir el papel exacto de las distintas isoformas en el sistema biológico".

El óxido nítrico es una molécula muy reactiva, posee una vida media relativamente larga y es una sustancia no polar, esto es, atraviesa con facilidad las membranas celulares y difunde a otros tejidos y reacciona con multitud de moléculas.

Además, es un importante mensajero biológico involucrado en numerosos procesos fisiológicos tales como neurotransmisión, presión y regulación de la circulación sanguínea, agregación plaquetaria e inflamación.