La presencia del primer ciudadano afectado por el virus de ébola en el continente americano, precisamente en Estados Unidos, ha puesto en alerta a autoridades de salud de toda la región. En el caso de Nicaragua, el Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Salud (MINSA), desde ya se encuentra preparado con los equipos necesarios en caso de que se presentase un afectado por tan mortal enfermedad.

La doctora Martha Reyes, Directora de Prevención de Enfermedades del Minsa, destacó que es una prioridad del Gobierno desarrollar y darle continuidad a las acciones de prevención de dicho virus, tomando en cuenta que desde el pasado mes de agosto, Nicaragua está al tanto de la situación epidemiológica.

“Actualmente con el último reporte del paciente en la región (…) estamos intensificando las medidas de prevención en relación a cómo enfrentar esta enfermedad que está afectando a nivel mundial, la cual es transmitida por un virus y que tiene una alta tasa de mortalidad, los reportes indican 6 mil 574 casos confirmados y 3 mil 91 han muerto, prácticamente el 47% de las personas que se enferman han fallecido”, destacó.

“Estamos fortaleciendo la vigilancia epidemiológica del control sanitario internacional en los puntos de entrada sobre todo en los aeropuertos, puertos y fronteras terrestres para la detección temprana de casos de ébola y de esta manera poder garantizar su seguimiento ya en nuestro territorio”, añadió.

Por su parte, el doctor Roberto Jiménez, Director de Servicios de Salud se refirió al componente clínico de la enfermedad y a la preparación con la que cuenta nuestro país para enfrentar dicha situación.

“Ébola es una enfermedad de tipo viral altamente mortal y es transmitida por algunos animales como monos y murciélagos, pero sobre todo la transmisión de persona a persona, de manera tal que nosotros nos preparamos capacitando a un grupo de personas para que estén listo a brindar atención a este tipo de pacientes en caso de que se nos presentase un afectado. Estamos preparados con los equipos y medicamentos suficientes para atender a las personas” afirmó.

Los especialistas a su vez determinaron que Nicaragua es un país que cuenta con los componentes necesarios para realizar los diagnósticos de la enfermedad, lo cual se traduce en una importante ventaja para enfrentar el virus.

“Podemos decir que el país está capacitado para realizar el diagnóstico en cuanto a equipamiento y recursos humanos, los que han sido capacitados para este tipo de diagnóstico, en este momento las orientaciones internacionales es que ante un caso sospechoso se tome la muestra y se envíe a un centro de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por lo que los reactivos están controlados, si en su momento esta organización libera los reactivos y los dona, ya nuestro laboratorio está capacitado para hacer los diagnósticos”, concluyó Ángel Balmaceda, Director del Centro Nacional de Diagnóstico y Referencia.