Si bien los casos de dengue han disminuido en más del 60% en relación al año pasado y las personas infestadas por el virus chikungunya apenas suman 27, las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa), no bajan la guardia ante estas enfermedades.

Un ejemplo de esto, es el Centro de Salud Silvia Ferrufino, del Distrito VI de Managua, cuyos brigadistas se movilizan a lo largo y ancho de 32 barrios para evitar que las epidemias se propaguen entre la población.

El epidemiólogo de esta unidad de salud, doctor Benito Flores, expresó que todas las medidas preventivas son coordinadas con los Gabinetes de la Familia, garantizándose con ello una mayor efectividad en las acciones.

Flores, aseguró que tomando en cuenta que el Aedes Aegypti es el vector transmisor del dengue y el chikungunya, la prioridad es concientizar a la población de mantener limpios sus hogares y por tanto mantenerlos libres de criaderos.

En este sentido, aseguró que las principales acciones de lucha son precisamente la destrucción de criaderos, el Plan Calache (que se realiza en coordinación con la Alcaldía de Mangua), y las jornadas de abatización y fumigación.

El especialista manifestó que en Distrito VI los barrios más críticos ante estas enfermedades son La Primavera, el Hugo Chávez y Villa Reconciliación.