El mediocampista brasileño Kaká se ha convertido en el jugador mejor pagado en la historia de la MLS y eso sin haber jugado un solo minuto con su club el Orlando City.

Según los datos publicados por el Sindicato de Jugadores de la MLS, Kaká tiene asegurado un salario asegurado de $7,167,500 por temporada, lo que se convierte en un nuevo récord para la liga estadounidense.

Con esto, Kaká supera los ingresos de varias estrellas de la liga como Clint Dempsey (Seattle Sounders), Michael Bradley (Toronto FC) y Jermaine Defoe (Toronto FC), quienes sobrepasan los seis millones de dólares anuales.

Fichado como flamante estrella del Orlando City, Kaká fue prestado en junio al Sao Paulo de Brasil en donde suma dos goles y once asistencias en el torneo paulista.

Aunque Beckham es el jugador que más ingresos ha obtenido en la MLS, Kaká se convierte en el jugador con el mejor salario en la historia de la liga.